COPE

El Gobierno planea ejecutar las ayudas europeas desde enero pese al veto de Hungría y Polonia

Calviño admite que los 27.000 millones europeos del Presupuesto de 2021 se financiarán con deuda pública hasta la llegada del dinero de Bruselas

Calviño dice que la reactivación está en marcha y que se estudiará transformar los ERTE al modelo alemán

Redactor COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 06:59

El veto de Hungría y Polonia a los Presupuestos Europeos 2021-27 no ha sido suficiente para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez continúe trabajando en su propio calendario, y planea en ejecutar las ayudas europeas en enero de 2021. El anuncio hecho por ambos países, eso sí, no ha pasado inadvertido en el Gobierno, que ha pillado a la gran parte de los ministros en una reunión en Moncloa con los principales agentes económicos para abordar la gestión de los recursos los fondos de reconstrucción.

El principal motivo que ha llevado a que los dos países se nieguen a aprobar las cuentas es su negativa a aceptar una de las nuevas condiciones establecidas por Bruselas, que vincula las ayudas del fondo de reconstrucción al respeto al Estado de derecho.

La razón es la condicionalidad que se establece entre la recepción de estos fondos y el respeto al Estado de d

Una decisión sobre la que no ha querido valorar la vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, en una rueda de prensa que se ha retrasado más de tres horas de lo previsto, ya que solo se ha limitado a afirmar que España "apoya el mecanismo de ayudas europeas y por supuesto, el cumplimiento del Estado de Derecho".

No en vano, la vicepresidenta económica del Gobierno ha querido hacer un llamamiento a la calma por las consecuencias que este anuncio podría tener para nuestro país. "Esperamos que esta situación se resuelva en las próximas semanas porque es urgente que se apruebe el marco financiero plurianual y en definitiva que se ponga en marcha el fondo", ha dicho la número tres del Gobierno.

Deuda pública como solución

Aun así, Calviño ha explicado que en caso de que estas ayudas, tan necesarias para nuestro país, no lleguen en la fecha prevista, España utilizará deuda pública para hacer frente a los 27.000 millones de euros que recogen los Presupuestos General del Estado.

Esto, entre otras cosas, explicaría la insistencia de Pedro Sánchez en la necesidad de apoyar las cuentas públicas, una idea sobre la que ha vuelto a insistir la vicepresidenta económica este lunes. "Necesitamos los Presupuestos, para que empecemos a ejecutar ya los presupuestos a principios de enero de 2021", ha explicado en rueda de prensa.

Para llevarlo a cabo, ha adelantado Calviño, utilizarán "mecanismos de financiación que se irán poniendo en marcha", una fórmula ya utilizada por parte de este Ejecutivo para otras decisiones que se han ido adoptando, como la puesta en marcha de los ERTE.

Nuevas medidas

El gobierno, además, ha anunciado que ha puesto en marcha la Ley de Contratos Públicos, que busca eliminar la burocracia con el fin de agilizar los plazos de ejecución. "Queremos una importante reforma del funcionamiento de la administración pública", ha explicado Calviño, "perseverando los mecanismo de rigor, para acelerar las políticas y programas". También ha informado de la creación de una figura, "proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica", que buscará la colaboración público-privada en el uso de estos fondos europeos.

Pedro Sánchez junto a la presidenta de la Comisión Úrsula Von Der Leyen

Y todo esto a escasas horas de que el Gobierno apruebe un nuevo real decreto con ayudas a determinados sectores afectados por las restricciones. Unas ayudas, ha querido adelantar Calviño, que no se espera que lleguen para el sector de la hostelería y el comercio.

"El sector de la hostelería y el comercio son de los más afectados. La ministra de Industria está trabajando en el plan de choque, hablando con las comunidades autónomas y las administraciones locales. Veremos ese trabajo, que será anunciado en su momento, cuando haya un plan claro", ha dicho al respecto Nadia Calviño. En esta cónclave que mantendrá el Gobierno también se aprobará la bajada del IVA de las mascarillas, que pasará del 21% al 4%.

Valoración de los empresarios

A la cita de este lunes en Moncloa ha acudido el ala económica del Gobierno. Junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra Calviño, en la constitución de la mesa ha estado la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera; la de Hacienda, María Jesús Montero; la de Educación, Isabel Celaá; la de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la de Industria, Reyes Maroto y el de Inclusión, José Luis Escrivá.



Una reunión de la que Sánchez ha informado a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der leyen, a través de una llamada telefónica. "Esta tarde he mantenido una conversación telefónica con @vonderleyen. He informado a la presidenta de lo @EU_Commission de los progresos del Gobierno de España en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como de las consultas con los agentes sociales", ha anunciado Sánchez en Twitter.

Por la parte social, los asistentes han sido el secretario general de UGT, Pepe Álvarez; el secretario general de CCOO, Unai Sordo; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de CEPYME, Gerardo Cuerva.

Garamendi cree que es una barbaridad extender el estado de alarma hasta mayo

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. EFE/Ballesteros / POOLBallesteros

A su salida, el presidente de la CEOE, ha recalcando que el plan de recuperación es dinámico y que solo va a funcionar si hay una colaboración público-privada "real". El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, por su parte, ha señalado que es necesario que se ejecuten los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para tener "la capacidad suficiente y llegar a cualquier lugar de España".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar