COPE

La Bolsa se viene abajo lastrada por un nuevo desplome de Endesa e Iberdrola

Al cierre el índice Ibex 35 ha bajado un 1,65 por ciento, hasta 8.635 puntos

Vídeo

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:41

No ha tenido un buen día hoy la Bolsa. Los inversores han claudicado y se han decantado con claridad por las ventas. Nadie encuentra motivos para asumir hoy por hoy mayores riesgos en el mercado de valores. Al cierre el índice Ibex 35 ha bajado un 1,65 por ciento, hasta 8.635 puntos.

Las eléctricas siguen sometidas a una gran presión. Ayer las empresas del sector se atragantaron con el paquete de medidas que aprobó el Gobierno para rebajar el recibo de la luz o, al menos, para suavizar las subidas. Hoy ha continuado e incluso ha aumentado la llegada de órdenes de venta sobre estos valores. Iberdrola y Endesa se han dejado hoy 6 por ciento. En solo dos días han perdido ya entre ambas más de 5.200 millones de euros en capitalización bursátil. Iberdrola ha dejado atrás la gran referencia técnica de los 10 euros por acción. Endesa busca apoyo en los 18 euros, cuando hace un año rozaba los 23. Números rojos también en las empresas relacionadas con las energías renovables. Solo se han salvado de la quema, y por los pelos Red Eléctrica y Enagás.

También ha perdido terreno Inditex, a pesar de que ha obtenido un beneficio neto de 1.272 millones de euros en su primer semestre fiscal, frente a las pérdidas de 195 millones que sufrió en el mismo periodo del año anterior. Un año marcado a fuego por el cierre de tiendas físicas por la pandemia. Las ventas de la empresa dueña de la marca Zara rozan los 12.000 millones con un aumento del 49 por ciento respecto a pasado ejercicio.

Ha llamado la atención la caída de un 5 por ciento de Fluidra. Uno de sus mayores accionistas, Piscine Lusembourg Holdings, ha vendido un 5 por ciento del capital de la compañía a 35,55 euros por acción. Hoy Fluidra ha cerrado ajustándose bastante a ese precio.

Los mercados han pasado por alto los grandes indicadores del día. La producción industrial de Estados Unidos ha crecido cuatro décimas en agosto, mientras en la zona euro lo ha hecho en 1,5 puntos. En tasa anual la actividad fabril en Europa ha aumentado un 7,7 por ciento, frente al 10,1 contabilizado el mes anterior. Preocupan las cifras que se han conocido en China, donde las ventas al por menor han crecido un 2,5 por ciento el mes pasado. Es un dato que ha dejado mal sabor de boca a los analistas, ya que se esperaba un crecimiento del 7 por ciento. Por su parte, la producción industrial ha aumentado en el gigante asiático un 5,3 por ciento, que no es mal dato, pero es el más débil desde el verano del año pasado. Se está enfriando la recuperación de la economía en el gigante asiático. Y los mercados fruncen el ceño.

La Bolsa de Nueva York, que ayer volvió a dar un paso atrás, ha abierto esta tarde con un ambiente mucho más tranquilo. Ayer Wall Street tuvo que digerir el dato de IPC de Estados Unidos. Ha crecido tres décimas en agosto, frente al medio punto de julio. La tasa de inflación anual se ha reducido del 5,4 al 5,3 por ciento. Algunos analistas creen que estos datos no aportan nada. Otros consideran que sirven para alejar los temores a un crecimiento descontrolado de la inflación y mantenido en el tiempo. Los más optimistas creen que la inflación ya ha tocado techo, lo que daría la razón a la Reserva Federal estadounidense en su impresión de que el excesivo aumento de los precios es pasajero. Los mercados, por tanto, entienden que la Reserva no verá obligada a subir el precio del dinero antes de lo que se pensaba. Se limitará, como anunció hace un par de semanas, a iniciar en breve la reducción de sus compras de bonos de forma lenta y progresiva. Los primeros recortes en sus medidas de estímulo se producirán antes de que termine el año. Las subidas en el precio del dinero tardarán bastante más en llegar.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar