COPE

La Bolsa sestea, mientras suben el petróleo, el Bitcoin y la rentabilidad de los bonos

La Bolsa abre en negativo, pero de momento sin grandes tensiones. Ni los compradores ni los vendedores presionan demasiado en estos primeros compases de la sesión

Bolsa Madrid

Vista de la evolución de alguna de las empresas que forman el Ibex 35 en el parqué madrileño de la Bolsa. EFE/ Altea TejidoAltea Tejido

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:04

La Bolsa abre en negativo, pero de momento sin grandes tensiones. Ni los compradores ni los vendedores presionan demasiado en estos primeros compases de la sesión. Los analistas del banco suizo UBS consideran que todavía hay que esperar nuevas subidas en la Bolsa. Entre otras razones porque las acciones no están caras, la rentabilidad de los bonos es nula o negativa y poco a poco van mejorando los resultados empresariales.

A los precios actuales, el PER esperado de la Bolsa para este año supera las 22 veces, frente a una media histórica de poco más de 15. Eso quiere decir que los precios están más altos que la media, aunque no necesariamente más caros. La diferencia respecto a otros momentos se encuentra en que ahora el precio del dinero está prácticamente en cero y en que tanto los bancos centrales como los gobiernos de las grandes economías están inyectando dinero al sistema a un ritmo muy intenso.

Los analistas de la Banca March consideran que la Bolsa europea tiene más potencial alcista que la estadounidense. Los expertos del banco suizo UBS apuestan por los valores del sector industrial y de consumo, así como por compañías de menor capitalización, ya que podrían verse especialmente beneficiadas por la gran recuperación económica que esperan para finales de este año en curso.

El índice Ibex 35 arranca en 8.130 puntos, con una pérdida del 0,3 por ciento. Destaca la apertura fuertemente bajista de PharmaMar. Suben de forma suave Repsol, las empresas hoteleras y los bancos. Según la agencia Fitch de calificación de riesgos, la morosidad del sistema financiero español podría alcanzar entre el 6,5 y el 8 por ciento en el año 22, dependiendo del ritmo de la recuperación económica. En el año 2013, en plena crisis, la mora bancaria llegó al 13 por ciento.

Hoy se esperan las cifras de producción industrial, de precios industriales y de ventas al por menor en Estados Unidos. También las actas de la última reunión de la reserva Federal. Dentro de casa, el Banco de España publicará las cifras de deuda pública al cierre del pasado ejercicio. En noviembre, nadie lo olvida, el endeudamiento del Estado marcó un nuevo récord absoluto. Ya se sabe que la balanza comercial de Japón ha mostrado un fuerte aumento de las exportaciones hacia China y una disminución de las ventas a Estados Unidos. También se sabe que el IPC del Reino Unido se ha contraído dos décimas en enero, pero ha crecido siete décimas en tasa anual.

La Bolsa de Nueva York marcó ayer nuevos máximos históricos en su índice Dow Jones de valores industriales, por encima ya de los 31.500 puntos. Los demás indicadores de Wall Street cerraron planos o con leves pérdidas. Muy cerca de sus récords, a la espera del billonario plan de estímulo económico que apadrina el presidente Biden. El mercado de futuros apunta hacia una apertura muy plana esta tarde.

En el mercado de materias primas el petróleo se paga a su precio más caro desde hace un año. La ola de frío en algunas zonas de Estados Unidos, en especial en Tejas, las tensiones en Oriente Medio y la menor producción de Arabia justifican las últimas subidas. El crudo tipo Brent del Mar del Norte, el que se utiliza como referencia en Europa, se paga a 63,5 dólares. El barril de West Texas supera los 60. En el mercado de divisas, el euro pierde fuelle, se sitúa por debajo de 1,21 dólares, mientras el Bitcoin supera limpiamente los 50.500 dólares y establece un nuevo récord. Hace diez años se pagaba a menos de un dólar.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono español a diez años se ha disparado hasta el 0,30 por ciento. Un nivel que no se veía desde mediados de septiembre. A finales del pasado ejercicio su rentabilidad llegó a situarse en negativo, menos 0,04 por ciento. La subida de los rendimientos de la deuda se adelanta a la esperada recuperación de la actividad económica y la inflación. El bono de EEUU a diez años está ya en el 1,31 por ciento, mientras el papel con vencimiento a 30 años supera el 2 por ciento. La Comisión Europea prevé emitir entre 150.000 y 200.000 millones de euros al año en deuda hasta 2026 para financiar el fondo de rescate de 800.000 millones de euros con el que tratará de reactivar la economía. Las emisiones podrían comenzar ya este próximo mes de junio.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar