La Bolsa española ahonda en sus mínimos anuales y se convierte en la más débil de toda Europa

El índice Ibex 35 ha cerrado en las mismas puertas del abismo en 9.301 puntos con baja de un 0,80 por ciento.

Imagen de archivo de la Bolsa

ZIPI

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:06

A estas alturas la Bolsa española luce el dudoso galardón de haberse convertido en la que más baja de todas las plazas europeas en lo que va de año. El índice Ibex 35 de hecho profundiza en sus mínimos anuales y acumula una caída superior al 7 por ciento, mientras la Bolsa de Francfort se deja en el mismo periodo un 6 por ciento y la de Milán un 5 por ciento.  Por su parte, la Bolsa londinense cotiza un 4 por ciento por debajo de los niveles de enero, mientras el mercado de Paris es que sale mejor parado, ya que apenas ha bajado en este ejercicio.

Hoy los inversores se han encontrado de cara con una referencia de esas que ponen los pelos de punta incluso al más bragado. Y es que el déficit comercial de Estados Unidos se ha situado en junio en su peor registro de los últimos cinco meses. Ha superado los 50.000 millones de dólares debido a un importante crecimiento de las importaciones. Es decir, se cumple el argumentario que utiliza el presidente Trump para justificar su guerra comercial contra numerosos países, en especial China. Hoy precisamente termina el plazo de consultas que se ha dado el gobierno Trump para determinar los nuevos aranceles que impondrá a China, y que pueden alcanzar los 200.000 millones de dólares. Mañana pueden salar chispas entre ambos países. 

Tampoco han ayudado hoy los pobres datos de actividad en el sector servicios español. Ha aumentado ligeramente hasta 52,7 puntos en el mes de junio. Pero es un indicador atrasado que no ha impresionado a los bolsistas.  Además, los inversores han puesto mala cara ante la estadística de ventas al por menor de la zona euro, que se ha contraído dos décimas el mes pasado,  algo más de lo que se esperaba.

Así las cosas, los inversores permanecen fuera del mercado. Se limitan a ver los toros desde la barrera sin asumir más riesgos de los estrictamente necesarios, que no son mucho. El índice Ibex 35 ha cerrado en las mismas puertas del abismo en 9.301 puntos con baja de un 0,80 por ciento.

Con pérdidas han cerrado de nuevo, Telefónica, Supermercados Día, Inditex y los grandes bancos. Solo han conseguido ganancias Bankia, Sabadell y Caixabank, que se han salvado de la quema de la última racha bajista general, debido a su escasa o nula exposición a los países emergentes que ahora se encuentran en dificultades, en especial Argentina y Turquía. Telefónica continúa con agonía y se aleja de los 7 euros por acción.

Entre los valores más pequeños, el espectáculo ha venido de la mano del desplome espectacular que ha sufrido Adveo, la antigua Unipapel. Sus acciones han caído un 57 por ciento, hasta 0,70 euros por título.  Los inversores han reaccionado con ventas violentas en Adeveo tras conocerse la posible loa intención de un inversor institucional de comprar la deuda financiera de la empresa con la intención de capitalizarla, es decir convertirla en acciones, lo que generaría un importante dilución para los actuales accionistas. Habría muchas más acciones... que valdrían mucho menos. Los títulos de la empresa podrían ver mermado su valor de manera sustancial, lo que justifica la salida en estampida de los accionistas actuales.

La buena noticia del día es que la prima de riesgo de España mejora hasta 108 puntos, Es buena referencia de cara a la importante colocación de deuda que realizará el Tesoro español mañana jueves. Quiere  captar hasta 5.750 millones de euros.

Etiquetas

Lo más