La Bolsa firma su cuarta sesión bajista consecutiva, mientras el petróleo baja con fuerza

El coronavirus, los posibles aranceles a los automóviles y la situación política en Italia son las mayores preocupaciones de los inversores

La Bolsa firma su cuarta sesión bajista consecutiva, mientras el petróleo baja con fuerza

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:57

Tres factores justifican la debilidad que han vivido hoy las Bolsas: el temor a una propagación del coronavirus, las amenazas del presidente de EEUU de gravar a los automóviles europeos si algunos países -entre ellos España- insisten en imponer la llamada  tasa Google y el temor a que se complique la situación política en Italia.  Además, Funcas ha rebajado sus estimaciones. Espera que la economía española crezca un 1,5 por ciento en el ejercicio en curso, frente al 1,9 del año 2018. Para 2021 espera un aumento del PIB del 1,7 por ciento. Tampoco han gustado las malas cifras de exportaciones que se han publicado hoy en Japón. Han caído un 6,3 por ciento, que es mucho más de lo que se esperaba.

El consejo del Banco Central Europeo apenas ha influido en los mercados. El BCE ha dejado sin cambios el precio del dinero en el cero por ciento y la facilidad de depósito en el menos 0,5 por ciento. Es la penalización que el BCE cobra a las entidades financieras por el dinero que colocan en las arcas del Banco. Además, mantiene su programa de compras de activos para impulsar la actividad económica, que actualmente alcanza los 20.000 millones de euros al mes. La presidenta del BCE, Christine Lagarde, considera que el sector manufacturero continúa lastrando al conjunto de la economía. Observa un ligero aumento de la inflación, pero insuficiente, y mantiene su política monetaria acomodaticia enfocada en estimular la actividad económica. En la zona euro se ha publicado esta tarde el índice de confianza del inversor. Se ha mantenido en una lectura de menos 8,1 puntos, cuando se esperaba una ligera mejora.

El índice Ibex 35 ha bajado un 0,58 por ciento hasta 9.518 puntos. Hoy ha sido muy intensa la actividad empresarial. Ha subido Bankinter, tras conocerse que su beneficio ha aumentado un 4,6 por ciento el año pasado, hasta 551 millones de euros. Repsol ha bajado al mismo ritmo que lo ha hecho el precio del petróleo. Hoy el crudo se paga a poco más de 61 dólares por barril, se ha depreciado más de un 3 por ciento, ante el temor a que caiga la demanda de crudo y carburantes, como efecto secundario a la menor actividad económica que puede producirse si se extiende la infección por coronavirus.

Un 5 por ciento se ha desplomado ACS, que sufrirá un impacto negativo de 400 millones de euros en sus cuentas por provisiones en su filial en Oriente Medio, BIC Contracting, con sede en Dubai. A pesar de este contratiempo, ACS mantiene su previsión de alcanzar este año un beneficio de 950 millones, sin que se vea perjudicada la retribución al accionista vía dividendo. A plomo también han caído las acciones de Deóleo, después de que la agencia Standard and Poor's haya situado a la deuda de esta compañía aceitera en “riesgo de impago”.  La empresa dueña de marcas como Koipe y Carbonell a perdido ya un 23 por ciento de su valor en lo que va de año.  Entre los valores más pequeños, Biosearch se ha disparado un 9 por ciento, tras conocerse que la empresa ha patentado una compuesto de extractos vegetales que previene el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo baja ligeramente a 67 puntos, con el rendimiento del bono a diez años en el 0,37 por ciento. Hace pocos días rozaba el 0,5 por ciento.  El Tesoro ha resuelto la subasta de deuda del día con gran éxito de crítica y público. En total ha colocado 4.973 millones de euros en bonos a 3 y 5 años y obligaciones con vencimiento a 30. El tipo de interés de los dos primeros es menos negativo que en la subasta anterior. El Tesoro cobra menos a los inversores que colocan su dinero en los dos plazos más cortos. En el papel a 30 años la rentabilidad se ha reducido ligeramente. El martes el Tesoro colocó letras a 3 y 9 meses también con rentabilidades menos negativas. La tesorería pública recibió, al igual que hoy, una fuerte demanda. El dinero extranjero por tanto sigue confiando en la deuda pública española.

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar