La Bolsa cierra en un “ni carne ni pescado” con BME como gran protagonista

El índice Ibex 35 acaba el día en 9.258 puntos, con una bajada del 0,04 por ciento

Imagen de la Bolsa de Madrid

Paneles informativos de la Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:51

El “estado de ánimo” de los mercados cambia casi cada día sobre lo que puede esperarse de las negociaciones arancelarias entre China y Estados Unidos.  Hoy han podido más las dudas que las esperanzas. Mañana puede ser de otra manera. Hoy han pesado los recelos sobre la intención del presidente Trump de aceptar la retirada de tasas sobre productos chinos que entrarán en vigor a mediados de diciembre. La Bolsa de Nueva York se mueve esta tarde ligeramente en negativo, después de los máximos históricos con los que cerró el pasado viernes.  El índice Dow Jones de valores industriales cerró por primera vez en la historia  por encima de los 28.000 puntos y acumula una ganancia del 20 por ciento en lo que va de año. El Nasdaq de empresas tecnológicas ha subido en este año cerca ya de un 30 por ciento.

Dentro de casa, el índice Ibex 35 queda para mañana en 9.258 puntos, con baja de un 0,04 por ciento. En los mejores momentos del día ha llegado a rozar los 9.300. Han caído las compañías más sensibles a un acuerdo comercial, como las acereras y las relacionadas con el automóvil. También Telefónica, Repsol y los bancos han lastrado al conjunto del mercado. Han subido las eléctricas y las empresas gasistas.
La estrella del día ha sido Bolsas y Mercados Españoles (BME, para los amigos). La sociedad que controla la Bolsa de Suiza, Six Group, ha lanzado una oferta de compra sobre BME a 34 euros por acción, en efectivo,  lo que supone una prima superior al  30 por ciento respecto a la cotización del pasado viernes. Es una operación que valora a BME en 2.840 millones de euros.  En consecuencia, el precio de BME se ha disparado en Bolsa. Ha cerrado a 35 euros por título con alza de un 38 por ciento. Ha superado el precio que ha ofrecido la Bolsa suiza. Un inversor calificaba esta situación como de Bolsa al cuadrado, en la que la Bolsa sube en Bolsa, aunque hoy baja la Bolsa. Por juegos de palabras, que no quede.

También Euronext está interesada en BME y, de hecho, podría lanzar una oferta competidora con la del mercado suizo, lo que alienta la posibilidad de una guerra de “opas”. Euronext gestiona las Bolsas de París, Bruselas, Ámsterdam,  Lisboa, Londres, Oslo y Dublín.   Ha subido hoy Acciona, tras conocerse que el regulador alemán del mercado de valores ha aprobado la oferta de la empresa española sobre Nordex. Acciona ofrece 10,34 euros por acción. La OPA se dirige al 63,3 por ciento del capital de Nordex que aún no controla Acciona. 
Hoy los inversores se han permitido el ojo de ignorar algunas buenas referencias. Por ejemplo, que la agencia Moody's decidió el viernes, en su revisión de la calificación crediticia de España, mantener el “rating” sin cambios en Baa1 con perspectiva estable. Lo mantiene en ese nivel desde hace año y medio y es la nota más baja que tiene España entre todas las agencias de calificación.  Moody's espera un crecimiento del PIB español del 2 por ciento este año y del 1,8 en 2020.

Los mercados pasan por alto otra buena referencia, como es que el banco central de China ha rebajado el tipo de sus “repos” (operaciones con pacto de recompra) en cinco puntos básicos. hasta el 2,50 por ciento. Es su primer movimiento en este sentido en más de cuatro años.
En el ámbito macro económico, el Bundesbank, el banco central alemán, ha asegurado hoy que no hay razones para pensar que Alemania entrará en recesión. Considera que se está frenando la desaceleración de la actividad en el sector industrial. El “Buba”, como habitualmente se conoce en los circuitos financieros al Bundesbank,  cree que la pérdida de fuerza de la economía continuará en el tramo final del año, con un estancamiento de la actividad.  Por su pate, el Vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, estima que es muy poco probable que la zona euro entre en recesión. Ha añadido que los bajos tipos de interés pesan sobre la rentabilidad de las entidades financieras. Mientras tanto, Standard and Poor's estima que Estados Unidos tiene un 30 por ciento de probabilidades de entrar en recesión el año 20 si no se alcanza un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial.

Etiquetas

Lo más