La Bolsa busca suelo y consuelo después de un par de semanas aciagas

Imagen de la Bolsa de Archivo

Chema Moya

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:38

La Bolsa sigue moviéndose por vericuetos muy accidentados. Las últimas sesiones han sido notablemente complicadas. El desánimo es casi generalizado. A falta del cierre de hoy la Bolsa ha perdido un 2 por ciento en esta semana y acumula una caída del 8 por ciento en lo que va de año. Nadie olvida que en agosto el índice Ibex 35 se dejó todo un 5 por ciento. 

Hoy se detectan algunos picoteos del dinero en Telefónica, Inditex y los grandes bancos. Pero son muy tímidos. Entre los valores más pequeños destaca la caída de IAG tras conocerse que Britsh Airways ha sufrido un robo de datos de sus clientes.

De momento en general el mercado sigue mostrándose muy frágil, sin que el dinero de muestras de interés alguno por asumir riesgos en los patios de operaciones. Las últimas semanas han sido aciagas, o casi, para los grandes valores de la Bolsa española. Los inversores más aguerridos, sin embargo, ya están haciendo cartera en los valores más castigados, pero eso sí siempre con cuentagotas y con la vista puesta en el medio y largo plazo. 

Seguramente no es mala idea tomar algunas posiciones en Telefónica por debajo de 7 euros, o en BBVA a menos de cinco, o en Banco Santander a poco más de cuatro euros por  acción.  Pero lo cierto es que hay que echarle valor porque el corto plazo sigue mostrándose muy inestable en los mercados. 

Turquía y Argentina ponen plomo en las alas de las Bolsas españolas. Sigue pesando en el ánimo de los inversores la tensión comercial entre Estados Unidos y China, que parece el cuento de nunca acabar. Dentro de casa preocupa también la intención del gobierno de aumentar el gasto social, pero sin que aumente el déficit público, gracias al aumento de impuestos. No parece fácil de conseguir.  

A primera hora se han conocido dos tibios datos de actividad económica en Alemania, donde  se han reducido las exportaciones y donde la producción industrial se ha contraído en cerca de un punto en el mes de julio. 
Dentro de casa acaba de conocerse también la producción industrial, que ha crecido medio punto. Es menos de lo que pronosticaban los expertos. 

Hoy los inversores van a disponer de otras dos referencias macroeconómicas importantes, como el PIB de la zona euro. Se espera que el crecimiento económico se mantenga en el 2,2 por ciento.  A las dos y media se publicarán las cifras de empleo de Estados Unidos, un país que roza el pleno empleo, con una tasa de paro inferior al 4 por ciento. Los analistas creen que la economía estadounidense creó el mes pasado unos 190.000 empleos no agrícolas. La tasa de desempleo podría incluso reducirse una décima, hasta el 3,8 por ciento.   

Etiquetas

Lo más