La Bolsa abre en verde con los inversores pendientes de la guerra comercial y de BME

El índice Ibex 35 sube un 0,4 por ciento tras las primeras operaciones del día. Se coloca en 9.290 puntos

Imagen de la Bolsa de Madrid

Paneles informativos de la Bolsa de Madrid

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 09:45

Verde suave, no verde intenso. Los inversores siguen muy pendientes de las noticias, rumores e hipótesis de trajo que circulan alrededor de las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Los ánimos suben y bajan según los días, según los “tuits” del presidente Trump y según las declaraciones de miembros del gobierno de Pequín. La siguiente línea roja está sita en el 15 de diciembre, que es el día que ha fijado Washington para imponer nuevos aranceles a productos chinos. Las negociaciones continúan a caro de perro, pero continúan. 

De momento, hoy el índice Ibex 35 sube un 0,4 por ciento tras las primeras operaciones del día. Se coloca en  9.290 puntos. Ayer subieron como la espuma las acciones de BME, Bolsas y Mercados Españoles. Se dispararon un 38 por ciento, tras la oferta de compra que ha lanzado la Bolsa de Suiza. Hoy BME abre plana, se mantiene por encima de 35 euros, un euro por encima del precio que ofrece la empresa gestora del mercado bursátil suizo. BME considera amistosa la operación y adecuado el precio. Falta por saber si el Gobierno pone condiciones a la operación o incluso la veta, algo que, en principio, no se espera. El principal problema se encuentra en que el oferente es una empresa que está fuera de la Unión Europea, como es Suiza.  

También Euronext, la Deutsche Borse y la Bolsa de Hong Kong están interesadas en BME y, de hecho, podrían lanzar ofertas competidoras con la del gestor del mercado suizo, lo que alienta la posibilidad de una guerra de “opas” sobre la empresa española.  Euronext, recordemos, gestiona las Bolsas de París, Bruselas, Ámsterdam,  Lisboa, Oslo y Dublín.  La Bolsa de Hong Kong intentó hace tiempo hacerse con el control de la Bolsa de Londres, mientras la Bolsa alemana ha dejado ver su interés por BME en numerosas ocasiones.  La principal beneficiada de una guerra de “opas” es  Corporación Financiera Alba, que posee el 13 por ciento del capital del BME. 

Hoy suben Telefónica y los bancos. Telefónica recupera terreno, pero sigue por debajo de siete euros. La operadora celebrará un importante consejo la semana que viene (los días 26 y 27) con el doble objetivo de revisar la estrategia de la compañía y revitalizar su cotización bursátil. La acción de Telefónica perdido cerca de un 6 por ciento en lo que va de año.

En cuanto al sector financiero, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha asegurado que las tres cuartas partes de las entidades europeas no son rentables en las actuales circunstancias de tipos de interés muy bajos. El negocio puramente bancario se ha resentido. Las acciones de los bancos del Viejo Continente han perdido, como media, un 30 por ciento en los últimos tres años. Guindos cree que hay demasiados bancos. Deja abierta la puerta e incluso alienta, por tanto, a un nuevo proceso de fusiones, sobre todo trasnacionales. Sobre los bancos españoles pesan, además, los temores a un impuesto para las grandes empresas y otro específico para las entidades financieras si finalmente cuaja un gobierno PSOE-UP.  

Hoy ha publicado resultados Edreams. La empresa de viajes on line ha dado beneficios por 11,5 millones de euros al cierre de su primer semestre fiscal, frente a pérdidas de 16,9 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo baja hasta 75 puntos, desde los 80 que alcanzó el pasado viernes. La rentabilidad del bono a diez años se reduce hasta el 0,41 por ciento. Hace pocos días llegó al 0,46.  Hoy el Tesoro  colocará letras a 3 y 9 meses. Son títulos que ofrecen actualmente una rentabilidad negativa del menos 0,58 y del menos 0,48 por ciento. El Tesoro cobra a los inversores que coloca su dinero en estos activos. El jueves colocará deuda a medio y largo plazo. Concretamente con vencimiento a 5, 10 y 50 años. Las obligaciones a medio siglo ofrecen actualmente una rentabilidad del 1,44 por ciento.

La semana pasada el Tesoro subastó letras a 6 y doce meses. En ambos casos también con rentabilidad negativa, pero menos negativa que en la subasta anterior. El rendimiento de los títulos a seis meses ha pasado del menos 0,495 al menos 0,477 por ciento. La rentabilidad de las letras a un año ha pasado del menos 0,469 al menos 0,457 por ciento. La tesorería pública captó  4.890 millones de euros, frente a una previsión máxima de 5.500 millones.

Etiquetas

Lo más