CHEOPS, un satélite operado desde España, en busca de planetas con alguna forma de vida

Controlado por el INTA, dependiente de Defensa, su misión se prolongará 3 años y medio

CHEOPS, un satélite operado desde España, en busca de planetas con alguna forma de vida

 

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 08:58

El satélite europeo CHEOPS será lanzado este martes desde la base de Kourou -en la Guayana francesa- a bordo de un cohete Soyuz, en una misión de la ESA (siglas de la Agencia Espacial Europea, en inglés) y de la agencia espacial suiza que está dirigida a conocer las posibilidades de que exista o haya existido alguna forma de vida en planetas ajenos a nuestro sistema solar. El INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) -dependiente del Ministerio de Defensa- va a ser el encargado de la puesta en órbita y de operar el satélite durante su vida útil, alrededor de 3 años y medio. Desde el Centro de Operaciones el INTA asumirá el control de la misión tanto en la fase de órbita temprana -entre 4 y 7 días- que se inicia cuando el satélite se separa del lanzador y en la que se comprueba el estado de los equipos e instrumentos, como en la fase de puesta en servicio en la que se verifican todas las operaciones del satélite y se procede a la calibración de los productos de la misión.

CHEOPS dispone de un fotómetro -empleado para medir la intensidad de la luz- que servirá para medir los cambios que sufren las estrellas en su brillo cuando pasan por delante de ellas los exoplanetas, es decir, los planetas que se encuentran fuera del sistema solar. De este modo se averiguará el tamaño y la masa de los planetas analizado, y se conocerá su densidad, si es predominantemente rocoso, gaseoso o si contiene agua, cuál es su estructura interna, cómo fue su formación y cuál ha sido su evolución. Con toda esa información se podrá evaluar si son habitables por alguna forma de vida.

CHEOPS, un satélite operado desde España, en busca de planetas con alguna forma de vida

 

El satélite orbitará la Tierra a una distancia de 700 kilómetros, y su parte posterior mirará permanentemente hacia el sol. Tiene un peso de 300 kilos y ha sido construido por un consorcio de 24 empresas de 11 naciones europeas, entre ellas Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido. La Universidad de Ginebra se ocupará de procesar los datos enviados por CHEOPS, que -además- llevará a bordo 3.000 dibujos de niños y niñas europeas, de los que 297 son españoles, para divulgar el conocimiento del espacio entre los más pequeños.

El nombre del satélite responde a las siglas de CHaracterising ExOPlanet Satellite (Satélite de Descripción de Exoplanetas ), un juego de palabras con el que se pretende homenajear al Antiguo Egipto y a la pirámide de Keops.

En directo

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar