Aviones del 43 Grupo en el incendio en Tarragona: “La principal complicación es el viento”

El capitán Jesús Toquero dice que las altas temperaturas también están perjudicando la lucha contra el fuego

Audio

 

Manuel Ángel Gómez
@manuiza64

Jefe de Internacional de COPE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:40

“La labor de extinción esta noche ha sido muy buena, el incendio está muy controlado, cuando hemos llegado esta mañana ya estaba bastante controlado”, ha explicado a COPE el capitán Jesús Toquero Rivas, piloto del 43 Grupo, recién bajado del avión para repostar y comer. Dos aviones del Ejército del Aire están participando en la extinción del incendio en Tarragona. El capitán Toquero despegó con su aeronave a las 8.30 de la mañana de la base de Torrejón de Ardoz, y otra lo hizo desde Zaragoza. Han estado “atacando el frente más retirado de la central nuclear, el que estaba más activo”, nos cuenta.

“La principal complicación de este incendio probablemente sea el viento; es un incendio con una amplitud muy grande, no es una zona muy escarpada, pero el viento es el que hace que corra muchísimo el fuego”, ha dicho el piloto del Ejército del Aire. Aunque ha añadido que también las altas temperaturas están “afectando mucho al incendio, porque estos días en los que hace muchísimo calor en la zona, a nada que se levante un poquito de viento, si hay unos rescoldos que no están bien apagados van a avivar el fuego otra vez”. Por esa razón, “hacen falta muchos medios para que no se reproduzca”.

El capitán Toquero asegura que “el humo es el peor enemigo de los pilotos por la visibilidad, no nos deja ver bien”, por lo que intentan “ir apagando el incendio desde atrás para que el humo esté más tumbado, y poquito a poco ir alcanzando la cabeza”.

Los aviones del 43 Grupo lanzan 6.000 litros de agua en cada descarga sobre el fuego, desde una altura de 20 ó 30 metros, y realizan “entre 15 y 20 por período”. Los pilotos tienen una limitación de nueve horas de vuelo diarias.

Lo más