Viajar a bordo del Titanic, una realidad que será posible a partir del 2022

El magnate australiano Clive Palmer copiará al detalle cada espacio de la mítica embarcación, pero con mejoras tecnológicas propias de nuestro siglo

Viajar a bordo del Titanic, una realidad que será posible a partir del 2022

 

COPE.es | ABC

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:53

Dentro de solo dos años, se podrá embarcar en la histórica nave con una réplica creada milímetro a milímetro. Para aquellos que les encanta la historia y quieran vivir una experiencia única, podrán subir a bordo del Titanic gracias a Clive Palmer. Palmer es un multimillonario australiano que está desarrollando esta nave que será una copia exacta (con el mismo tamaño, arquitectura, distribución por clases, camarotes y servicios) del que fue en su época el barco más grande del mundo.

La única y más importante mejora que incluirá este 'Titanic' II (a diferencia del que zarpó en 1912) es que este nuevo modelo incluirá la última tecnología de navegación y los protocolos de seguridad más actuales.

Viajar a bordo del Titanic, una realidad que será posible a partir del 2022

 

Un total de 2.400 personas, divididas en 3 clases y 900 tripulantes vivirán esta experiencia única que les permitirá viajar en el tiempo. Bajar por la conocida escalera del reloj y sentirse parte de la historia podrá ser posible. Además, para que esas personas se metan de lleno en el papel....se les suministrará ropa al más puro estilo 1912 para que vivan la experiencia al completo durante dos semanas.

En el hundimiento del barco 'original' fallecían aproximadamente 1500 personas de las 2200 que iban a bordo, lo que convierte a esta tragedia en uno de los mayores naufragios de la historia.

Viajar a bordo del Titanic, una realidad que será posible a partir del 2022

 

Esta idea rondaba la cabeza del multimillonario hace ya varios años, pero la financiación frenaba su sueño. Tras muchos problemas, parece que será este 2022 el año en el que podamos revivir este hito histórico que marcó una época. El precio de cada billete todavía se desconoce, aunque suponemos que por la exclusividad que supone la experiencia no será especialmente bajo. El transatlántico británico que se hundía en la madrugada del 14 al 15 de abril de 1912, zarpará los mares de nuevo casi 120 años después

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar