Boletín

BARÓN ROJO (Crónica)

En tu rojo avión vas a volar... pues así no morirás (Barón Rojo)

Han anunciado su adiós después de casi 40 años "en el valle del rock", pero este hasta siempre y el tiempo, aunque se escape, no romperá "todos los lazos" que Barón Rojo han extendido para que miles de seguidores sigan unidos al rock.,"Cuatro décadas totalmente ininterrumpidas no es una cantidad de tiempo pequeña, y tras millones de kilómetros y un número casi incalculable de conciertos, creemos que ha llegado el momento de terminar nuestra andadura", han

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:55

Alberto Santacruz

Han anunciado su adiós después de casi 40 años "en el valle del rock", pero este hasta siempre y el tiempo, aunque se escape, no romperá "todos los lazos" que Barón Rojo han extendido para que miles de seguidores sigan unidos al rock.

"Cuatro décadas totalmente ininterrumpidas no es una cantidad de tiempo pequeña, y tras millones de kilómetros y un número casi incalculable de conciertos, creemos que ha llegado el momento de terminar nuestra andadura", han escrito los componentes del grupo a través de su página oficial.

A partir de ahora habrá muchos "náufragos que se ahoguen en un rincón" con esta despedida definitiva de uno de los grupos más legendarios del rock español, pero su música ha marcado a más de una generación, que vieron como "la herencia letal" de la que hablaban se convertía en una "herencia de vida".

Pero no diseñemos aún el hangar donde descansará su avión, pues el grupo ha anunciado que en 2020 ofrecerá una gira de despedida en la que tratará de abarcar "toda la cantidad de territorio posible" para que nadie pierda "la oportunidad" de verlos por última vez". Para ello, este 2019 lo destinarán a "recargar muy bien las pilas".

Barón Rojo es algo más que un grupo, mucho más que su música y, por su puesto, infinitamente más que cuatro "chupas" con tachuelas. Sumergirse por sus "cuerdas de acero" y sus letras es abordar con melodías los problemas y las inquietudes de muchas generaciones.

El empleo, la clase política, la falta de oportunidades, el medioambiente, el peligro que representan "los poderosos", la propuesta ser más Caín que Abel y gritar que sin cultura somos más "vulnerables" al vaivén de los "picos de oro".

Los hermanos Armando y Carlos de Castro, el bajista y vocalista José Luis Campuzano "Sherpa" y el batería uruguayo Hermes Calabria construyeron este aeroplano en 1980, para una año después editar el primer disco, "Larga vida al Rock and Roll". Fue disco de oro, como otros muchos de la banda, y supuso su despegue desde el aeródromo más metalero de la música nacional.

Luego llegaría "Volumen Brutal", santo y seña del grupo, un trabajo que fue editado también en inglés y publicado hasta en Japón. Su "concierto para ellos", sus "flores del mal" y el "satánico plan" los llevaron por medio mundo, incluida Sudamérica, donde siempre han sido recibidos como héroes del rock en castellano.

"Metalmorfosis", "Al Rojo Vivo", grabado en directo; "En un lugar de la marcha", "Siempre estás allí", "Tierra de Nadie", "No va más" y "Obstinato" completan la discografía del grupo antes de que "Sherpa" y Calabria optaran por salirse.

Con "Sherpa" también se iba Carolina Cortés, su compañera sentimental y madre de infinidad de letras de canciones. Es la gran desconocida, pero es una "alma mater".

A partir de ese momento, el grupo, en el que continúan Carlos y Armando de Castro, entra en un carrusel de nuevos miembros, como José Martos, Ángel Arias, Pepe Bao, José Antonio del Nogal, Maxi González, Nico del Hierro, José "Ramakhan", Vale Rodríguez, Javier Arnáiz "Bumper", Tony Ferrer, Gorka Alegre, Óscar Cuenca... hasta los actuales José Luis Morán y Rafa Díaz, este último con muchos años en el grupo.

Con "Desafío", en 1992, el grupo remota su discografía, al que le seguirán "Arma Secreta", "Cueste lo que cueste" y "20+", publicado en 2001 como si de una predicción se tratara, pues en 2020 dicen adiós.

Luego llegaría "Perversiones" y "Ultimasmentes". A pesar de la difícil relación que en la distancia mantienen los hermanos con los otros dos fundadores (Calabria y "Sherpa"), desde mediados de 2009 y a lo largo de 2010 tiene lugar un regreso a los escenarios de ellos cuatro con una gira "reunión" por el 30 Aniversario del grupo.

Del reencuentro se realizó una película que refleja lo que no se veía, pero todo el mundo sabía: dimes y diretes, visiones distintas y criterios muy diversos entre ellos.

A lo largo de estos años ha habido varios trabajos, como recopilatorios y grabaciones de conciertos en directo. El ofrecido junto a la Banda Sinfónica del Centro Instructivo Musical de Mislata (Valencia) fue un proyecto inédito en España hasta entonces.

Cuando llegue el momento, en 2020, los ojos de estos héroes no sólo nos mirarán desde la pared, sino que sus canciones seguirán vigentes desde cualquier reproductor y formato.

Para miles de seguidores "no habrá final" realmente, pues saben que "los barones" siempre estarán allí. Parece que va a llover...