¿De dónde vienen los refranes y por qué los utilizamos?

Utilizamos los refranes constantemente pero nunca nos preguntamos por qué ni de dónde vienen

NOBEL EN CHINA-0RLL1221.jpg-

EFE

David Martínez Sánchez @david8_ms

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 08:48

Pasan de generación a generación y no caducan nunca. Los refranes están presentes en el ADN del vocabulario español y de cada lengua que existe en este planeta y expresan de manera metafórica algunos principios y sabidurías que se han ido aprendiendo a lo largo de los años.

A veces una imagen vale más que mil palabras, pero los refranes también. Transmiten las ideas más importantes de lecciones que has aprendido y, al ser muy elaboradas, te cuentan de manera exacta lo que quieres decir en ese momento. Con solo unas pocas palabras puedes explicar a la perfección una situación de manera fácil y sencilla para que todo el mundo lo entienda. Solo tiene un significado y no puede ser entendido de otra manera.

El origen de los refranes se remonta a la necesidad de comunicarse el uno con el otro. Cada pueblo o grupo de personas pasan a lo largo de sus vidas una serie de experiencias y en base a ellas aprender lecciones, son consejos directos sobre la sabiduría adquirida de las vivencias. Estas expresiones han ido pasando de manera oral de padre a hijo hasta nuestros días.

Existen cientos de refranes y cada año surgen nuevos, pero ¿cuáles son los más utilizados? A continuación están algunos de los refranes más conocidos, ¿te suenan?

- A palabras necias, oídos sordos. Significa no hacer caso de aquel que habla sin razón, en otras palabras, me da igual lo que me digas.

- Ojos que no ven, corazón que no siente. Quiere decir que no hay que sufrir por lo que no se sabe. Se utiliza sobretodo en las relaciones amorosas.

- No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. ¿Cuántas veces hemos escuchado a nuestros padres decirlo para terminar los deberes? Es algo que todo sabemos pero que nunca hacemos.

- Al que madruga Dios lo ayuda. Todos hemos escuchado este refrán alguna vez, pero el sueño que tienes cuando madrugas no creo que ayude a nadie, ¿no?

- Quien ríe el último ríe mejor. El tiempo dirá quien tiene la razón y quien se equivoca. Suele darse en una discusión.

- A mal tiempo, buena cara. Sobrellevar los problemas de la vida y seguir adelante. Sin duda uno de las refranes más positivos que existen. Debería ser ley de vida.

- Mal de muchos, consuelo de tontos. Las desgracias de unas personas a menudo hacen felices a otras. Es triste pero es una realidad.

- A la tercera va la vencida. No importa si no lo consigues a la primera o a la segunda, siempre vas a tener otra oportunidad.

- De tal palo, tal astilla. ¿Quién no lo ha escuchado alguna vez? Se refiere a que nos parecemos mucho a nuestros padres, ya sea físicamente, con algún gesto o alguna expresión.

- El que no corre, vuela. Cuando hay interés, cada uno piensa en su propio beneficio y el que más rápido actúa aprovecha la oportunidad.

- Culo veo, culo quiero. Aquellas personas que quieren todo lo que ven. Basta con que alguien tenga algo para querer ponerse al mismo nivel.

- Perro ladrador, poco mordedor. Significa que las personas que amenazan no son las más peligrosas ya que solo gritan, y a la hora de la verdad no se atreven a hacer nada.

- Más vale tarde que nunca.  Es preferible que hagamos algo aunque sea más tarde de lo que hayamos dicho o previsto a que no lo hagamos nunca, ya que por lo menos lo habremos hecho. 

- Mala hierba nunca muere. Personifica a la hierba con la persona. Indica que las personas que suelen hacer el mal nunca se separan de nuestro entorno. Suele usarse cuando vemos a una persona después de mucho tiempo.

- Querer es poder. Aunque no siempre ocurre, si ponemos voluntad en conseguir un objetivo podremos alcanzarlo.

- En abril, aguas mil. En España precipita con frecuencia durante la primavera y sobretodo en el mes de abril, de ahí el refrán.

- En boca cerrada no entran moscas. A veces hablamos de más y nos pasamos de 'listo', por lo que es recomensable que antes de hablar pensemos y observemos.

- No hay mal que por bien no venga. Es una contrariedad ya que de algo malo pordemos extraer algo bueno y tener resultados favorables. Uno de los refranes más optimistas sin duda.

En las redes sociales y sobretodo en Twitter reina la moda de los 'memes' y los refranes no iban a ser menos. Aquí van algunos de ellos:

En abril aguas mil

Más vale prevenir que curar

Mejor solo que mal acompañado

La curiosidad mató al gato

Entre la espalda y la pared

Culo veo, culo quiero

Lo más