Boletín

FESTIVAL MÉRIDA

La parodia teatral de "Ben-Hur" llena las ruinas de Cáparra de carcajadas

Las carcajadas resonaron anoche en las ruinas romanas de Cáparra con "La loca, loca historia de Ben-Hur", en versión de Nancho Novo, cuyo objetivo, sobradamente cumplido, es lograr la risa del público mediante la acertada fusión de épica, comedia y lenguaje cinematográfico.,Tercera cita de la extensión cacereña del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que ya triunfó en Mérida la temporada pasada y que había vendido todas las entradas de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:20

Las carcajadas resonaron anoche en las ruinas romanas de Cáparra con "La loca, loca historia de Ben-Hur", en versión de Nancho Novo, cuyo objetivo, sobradamente cumplido, es lograr la risa del público mediante la acertada fusión de épica, comedia y lenguaje cinematográfico.

Tercera cita de la extensión cacereña del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, que ya triunfó en Mérida la temporada pasada y que había vendido todas las entradas desde hace días.

Nancho Novo y la compañía madrileña Yllana han unido sus fuerzas para crear una disparatada, gamberra y divertida versión de Ben-Hur, inspirada en la mítica película de 1959.

Con un ritmo trepidante y un ingenio visual que ellos definen como "teatromascope" -una pantalla gigante con la que los actores interactúan a lo largo de toda la función- el montaje les permite acercar tan épica historia al espectador de hoy en día sin perder un ápice de su grandiosidad gracias a un juego constante entre el lenguaje cinematográfico y el teatral.

La adaptación en clave de comedia, firmada por Nancho Novo y dirigida por David Ottone y Juan Ramos, es una propuesta dotada de un refinado humor negro, que ofrece una curiosa reflexión sobre la verdad, el amor y la lucha de género.

Esta versión del clásico de Lewis Wallace cuenta la historia de una compañía de teatro que pretende montar una obra sobre la conocida vida del héroe romano y en la que cada uno de sus actores se desdoblan en varios personajes.

Víctor Massan encarna al mítico personaje y Fael García hace lo propio con el amigo de este, Mesala, mientras que Agustín Jiménez representa a la autoridad romana en varias facetas.

También participan en la obra las actrices Elena Lombao y María Lanau, así como el actor Vicenç Miralles, que se mete en la piel de Jesucristo, entre otros, para narrar "la historia jamás contada de Ben-Hur" y reirse de los tópicos de romanos.

Cuatro actores y dos actrices en estado de gracia, dan vida a multitud de personajes para volver a mostrarnos, esta vez sin cortapisas, lo que nadie se atrevió a contar sobre Ben-Hur.

La obra ha conquistado al público de Cáparra con sus diálogos rápidos y sus alocados personajes, que han compartido escenario con algunos "valientes" espectadores.

Dos horas de espectáculo sin más pretensión -o con toda la pretensión- de divertir, algo que no está demás en nuestros días.

Cáparra acogerá este domingo la cuarta y última propuesta en el marco del 65º Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

El cierre estará a cargo de la compañía extremeña Verbo Producciones que pondrá en escena "Viriato", de Florián Recio, dirigida por Paco Carrillo. EFE

1010473

epd /gcf

Lo más