COPE

FESTIVAL CINE (Previsión)

"Mía y Moi", una película sobre herencias familiares y amor fraternal

Borja de la Vega lleva años en la industria del cine representando a actores. Ahora debuta como director con la artesanal "Mía y Moi", que se presenta en el D'A Film Festival antes de su estreno en salas el 21 de mayo y que aborda cuestiones como las herencias familiares y el amor fraternal.,Cuatro actores -Bruna Cusí, Ricardo Gómez, Eneko Sagardoy y Joe Manjón- dan vida a los hermanos Mía y Moi, así como a Biel y Mikel, cuatro personajes en una convivenc

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 16:12

Irene Dalmases

Borja de la Vega lleva años en la industria del cine representando a actores. Ahora debuta como director con la artesanal "Mía y Moi", que se presenta en el D'A Film Festival antes de su estreno en salas el 21 de mayo y que aborda cuestiones como las herencias familiares y el amor fraternal.

Cuatro actores -Bruna Cusí, Ricardo Gómez, Eneko Sagardoy y Joe Manjón- dan vida a los hermanos Mía y Moi, así como a Biel y Mikel, cuatro personajes en una convivencia, nada fácil, en unos días de verano en una vieja casa aislada, rodeada de bosques de pinos.

Mía y Moi acaban de perder a su madre, que sufrió la violencia machista y los malos tratos de su progenitor y, mientras ella intenta pasar página, él -el personaje de Ricardo Gómez- está en plena crisis nerviosa, atascado en un mundo de dolor, como plasma a lo largo de la cinta su mirada perdida.

En una entrevista con Efe, el director comenta que en esa necesidad que siente desde hace años de contar historias, aunque hasta ahora no lo haya hecho público, quería tratar sobre lo se hereda de la familia, "no en el sentido físico o ni siquiera de la educación, sino lo que cada uno transpira de ella".

Remarca que, por suerte, él tuvo una infancia muy feliz y "toda la herencia ha sido constructiva y me ha potenciado como persona, pero en la película hablamos de gente que tiene muchos daños y quería tratar de eso, sin contar el origen".

A la vez, muestra la relación de "un amor fraternal, casi exacerbado entre dos personas que se tienen el uno al otro, que han sobrevivido a algo duro, lo que genera que casi escupan a los demás, que les dejen fuera".

Tampoco obvia que la enfermedad mental cruza prácticamente todos los fotogramas, gracias al personaje de Moi, alguien que ha ido creando junto con Ricardo, para quien escribió el papel, y quien propuso quitar algunos diálogos para decir más con menos palabras.

También contó con el asesoramiento de una psicóloga porque, "aunque no pretendía contar una realidad médica de forma milimétrica, sí quería que hubiera sentido común" y que quedara constatado que todo lo que ocurre en el presente del film estaba condicionado por acontecimientos de un momento pasado.

Aunque residente en Madrid, Borja de la Vega tuvo claro desde el principio que quería rodar en Cataluña y lo hizo durante el verano de 2019, cuando el coronavirus ni se intuía, en una masía de Piera (Barcelona), que tiene su protagonismo también, y en la playa de El Prat de Llobregat.

Ahora espera que esta película "pequeña" con "un tono muy específico" sea bien recibida, sin haber "pretendido nunca que fuera algo que tuviera que gustar masivamente, pero sí que encontrara a su público y que le llegue a la gente".

Ricardo Gómez, muy conocido por su presencia durante años en la serie televisiva "Cuéntame", desvela que una vez el director les presentó el proyecto a él y a Bruna Cusí se metieron "de cabeza porque este tipo de productos, artesanales, es un gusto hacerlos".

Siempre, precisa, estará agradecido "a Borja por haber escrito un personaje para mí que toca unos colores que generalmente no son los que me han venido ofreciendo en mi carrera".

A su juicio, le dio la oportunidad "de brujulear un poco en el dolor y eso no había tenido mucha oportunidad de hacerlo y es muy jodido", interpretando a un hombre, que es víctima colateral de la violencia machista, "que han vivido con Mía en casa toda la vida".

"Mientras ella -prosigue- ha intentado ir pasándolo mejor, él lo ha ido guardando y esa bomba de relojería está a punto de explotar en cualquier momento y todas las pastillas que tiene que tomar componen a un personaje que está absolutamente incapacitado para transmitir nada".

La mirada del personaje es esencial a lo largo del metraje, aunque la idea fue "no trabajar con los ojos, sino que los ojos reflejaran lo que estaba pasando en la tripa".

Bruna Cusí, muy reconocida por "Estiu 1993" y quien en esta ocasión se pone en la piel de Mía, comenta que se trata de una joven que parece que lleva mejor la muerte de la madre, pero es "a la vez autodestructiva, se evade con el alcohol y repite el patrón familiar con Mikel, un novio que ya no es novio, con quien mantiene una relación tóxica de pareja".

Con Moi, "tiene una relación de absoluta dependencia emocional y de protección, lo necesita cuidar, incluso de forma enfermiza".

Eneko Sagardoy, que ha intervenido en películas como "Handia", aquí es el novio de Moi, con una vida centrada en los estudios y la universidad, pero "emocionalmente volcado en su novio, quien pasa una racha de salud mental muy delicada", por lo que, indica, "trabajé el personaje como alguien que sirve, apoya, empatiza y sostiene a un chico que no es el que era cuando se conocieron".

Joe Manjón -criado en Gran Bretaña, aunque nacido en Esplugues de Llobregat (Barcelona)- apunta que interpreta a su personaje, Mikel, la nota discordante de la película, "con mucha compasión" porque, a su juicio, "alguien que actúa como lo hace Mikel es porque tiene muchísimo dolor y muchísima necesidad de amor, aunque no estoy para nada justificándolo".

Los cuatro actores cruzan los dedos para que la pandemia de coronavirus remita definitivamente y puedan continuar proyectos que quedaron aplazados o ver estrenados otros que rodaron justo antes de marzo de 2020.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar