La luz mística de Fra Angelico

COPE se cuela en el quirófano del Prado para asistir a la restauración de una de las joyas del Museo 

 

Redactor multimedia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:57

El Museo del Prado está restaurando uno de los grandes tesoros de su colección: La Anunciación, pintada por Fra Angélico en torno a 1425, con el objetivo de ponerla a punto para una de las exposiciones estrella que tendrá como epicentro al pintor del Quattrocento italiano para el bicentenario de la pinacoteca el próximo año. La tabla de chopo de 1,90 por 1,91 desembarcó en el Prado en 1861 tras pasar por el Monasterio de las Descalzas de Madrid. No ha sido restaurada en los últimos 75 años. COPE se ha colado en el quirófano del Prado, el taller de restauración, donde la restauradora Almudena Sánchez reconoce que siente “una gran emoción y responsabilidad” al rescatar de los estragos del tiempo esta obra mítica presente en el imaginario popular. La misma restauradora que hace unos años redescubrió La Gioconda del Prado está terminando la primera fase de la restauración de La Anunciación, la limpieza de la obra de una importante capa de polución, mayor a lo previsto, lo que ha conseguido recuperar unos colores espectaculares. “Nos encontramos la obra cubierta por una capa de suciedad mayor de lo que pensábamos”, apunta la restauradora. “El método de limpieza que hemos empleado es un gel de silicona totalmente revolucionario en el mundo de la restauración de arte. Este gel nos permite

trabajar en algo tan delicado como el temple de esta obra con un medio acuoso con el que nunca podríamos trabajar de forma directa”, añade la restauradora. Para Almudena Sánchez, se trata de “eliminar lo que ha añadido el paso del tiempo. Estamos investigando y haciendo pruebas para eliminar los repintes de anteriores restauraciones pero la finalidad es llegar al original y recuperar todo lo que estaba oculto”.

Almudena Sánchez también nos habla de la misteriosa luz interior que mana de esta tabla. “Hay pocas obras en el Museo del Prado que irradien tanta luz. Fra Angelico quiso transmitir al espectador el carácter místico de la obra que atrapa e incita al público a la meditación”

“Cada vez hay más luz y esplendor en esta obra” reconoce con un punto de pasión Almudena Sánchez para quien restaurar La Anunciación es como retirar la cortina del tiempo para verla igual que cuando nació hace casi 600 años en la Florencia del Quattrocento.

Lo más