COPE

FRAN PEREA (Entrevista)

Fran Perea homenajea el valor de la música con "Canciones para salvarme"

Cuatro, ni una más ni una menos, éste es el número de canciones que tras finalizar el confinamiento compuso el cantante y actor Fran Perea para "homenajear" a la música, unos temas que están "impregnados de las emociones y pensamientos" que le surgieron durante estos meses.,"Canciones para salvarme", así se llama el EP que reúne estas composiciones y cuyo primer tema, con el mismo nombre, se puede escuchar desde hoy en las plataformas digitales.,Un trabajo que

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:43

Pilar Martín

Cuatro, ni una más ni una menos, éste es el número de canciones que tras finalizar el confinamiento compuso el cantante y actor Fran Perea para "homenajear" a la música, unos temas que están "impregnados de las emociones y pensamientos" que le surgieron durante estos meses.

"Canciones para salvarme", así se llama el EP que reúne estas composiciones y cuyo primer tema, con el mismo nombre, se puede escuchar desde hoy en las plataformas digitales.

Un trabajo que salió de su "corazón", cuenta el malagueño a Efe, pasado el confinamiento, unos meses en los que no paró de trabajar, aunque no a beneficio propio, sino colaborando con otros artistas, dando conciertos a través de las redes o ayudando a proyectos como "Yo me corono".

"Defiendo el valor de la cultura en sus diferentes frentes y aspectos y durante la pandemia yo estaba preparando un nuevo proyecto musical que paré porque invertí parte de mi tiempo en los demás (...) Entendí que podía tener un papel dentro de esta situación tan estresante, que a través de mi música podía hacer que la gente sanase o fuese un poco más feliz, sin ser presuntuoso", recuerda.

Se volcó en ayudar a otros porque cuando intentaba componer para él no le "salía escribir nada". "Estaba tan noqueado, no entendía muy bien lo que estaba pasando", confiesa.

Pero cuando finalizó el confinamiento y empezó "a salir al mundo" sintió que todo lo que había vivido gracias a la música se merecía "un homenaje", porque la música no solo le salvó a él, "sino a todos": "me puse a componer y me salen cuatro canciones, no me salen más, y entiendo que ése es el proyecto".

Se refiere a este EP que también reúne los temas titulados "37 grados", "Cantando bajo la luna" y "El Norte", cuyas fechas de publicación se irá anunciando a través de sus canales de comunicación en las redes sociales.

"Todas las canciones, de alguna manera -cuenta- vienen de la situación vivida, no de manera evidente, porque no hay una evidencia de un momento concreto, pero todas están impregnadas de las emociones y pensamientos que surgen en esta situación que hemos vivido".

En concreto, explica a Efe, el primero de los sencillos lo escribió en su habitación mientras anochecía: "me puse a componer y se me hizo de noche, y yo seguía escribiendo en una libretilla y no veía, pero estaba tan emocionado que aunque casi no veía la libreta, no quería encender la luz porque creía que se me iba a ir. Componer son rituales curiosos que se hacen en la intimidad, y luego se mandan al mundo. Es uno de los ejercicios más íntimos que puedes hacer".

Según afirma, la música le ha salvado desde que es un "chaval", desde que tiene "uso de razón", porque a Perea ya de pequeño, con tan solo cinco años, sus padres le llevaban a conciertos de artistas como Miguel Ríos. "Y a partir de ahí he estado siempre vinculado a la música, me ha ayudado a encontrar emociones que no sabía como se llamaban", añade.

En cuanto a los cuatro temas de "Canciones para salvarme", Perea ha acudido a "buscar ambientes", al contrario que con trabajos anteriores como "Viaja la palabra", que era en acústico. Para ello, y junto al productor Alfonso Samos, ha buscado un sonido "muy homogéneo que parece que tiene sentido".

Como gestor cultural (es empresario de los Teatros Luchana de Madrid) Perea ha puesto de relieve el papel de la cultura durante la pandemia, un sector que durante este tiempo "no ha podido ingresar nada por su trabajo".

"Se nos estigmatizó durante el primer día, y por falta de conocimiento o miedo lo primero que se hizo fue cerrar teatros y cines, y con eso le estás mandado a la gente un mensaje de que la cultura es peligrosa. Aún sí tuvimos la capacidad de resiliencia y nos reinventamos con aforos, medidas de seguridad, donde se demuestra que la cultura es segura", expresa.

Pero, aún sí, lamenta, él y sus compañeros se están "llevando cada dos por tres un palo": "cada vez que se decreta un estado de alarma nos ponemos a temblar. Yo creo que la cultura ha hecho un esfuerzo enorme, es un elemento de primera necesidad, creo que es tan importante como la sanidad o la educación, debería de ser salvoconducto", concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar