TEATRO ESTRENO

"El curioso incidente del perro a medianoche" llega a la escena en Madrid

La tolerancia, la mirada al diferente y el tránsito entre la niñez y la edad adulta son algunos de los temas de "El curioso incidente del perro a medianoche", la historia de un niño con síndrome de Asperger que trata de resolver un misterio y que se estrena el próximo miércoles en el Teatro Marquina de Madrid.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:17

La tolerancia, la mirada al diferente y el tránsito entre la niñez y la edad adulta son algunos de los temas de "El curioso incidente del perro a medianoche", la historia de un niño con síndrome de Asperger que trata de resolver un misterio y que se estrena el próximo miércoles en el Teatro Marquina de Madrid.

Basado en la exitosa novela de Mark Haddon y adaptada por Simon Stephens, la obra ha obtenido importantes premios internacionales como 7 premios Olivier (Londres) y 5 Premios Tony (Broadway) y ahora llega por primera vez en castellano a Madrid de la mano de José Luis Collado, con dirección de José Luis Arellano, escenografía de Gerardo Vera y con Álex Villazán como protagonista.

El proyecto, que corre a cargo de David Peralto y los productores del Teatro Marquina, en colaboración con la Joven Compañía cuenta la historia de Christopher Boone, un niño con Asperger y una capacidad intelectual deslumbrante que decide investigar la extraña muerte del perro de su vecina, revelando así sus pensamientos y su forma de relacionarse con el mundo.

Para ponerse en la piel de Christopher, Villazán se esforzó "de manera autodidacta" en entender cómo ve el mundo una persona con Asperger y para ello se apoyó en documentales o series y en la ayuda de una pedagoga que trabaja con chicos con autismo aunque, según ha declarado hoy a Efe, el propio texto ha sido "su principal guía", porque le ha ayudado a entender "cómo se mueven y cómo se relacionan" estas personas.

Sin embargo, detrás del misterio, la obra tiene un "mucho trasfondo" y varias lecturas, que tienen que ver con "la peculiar visión del mundo de Christopher" y con temas como "la empatía, la tolerancia y el paso de la infancia a la edad adulta", ha explicado Villazán.

"La mirada de un adulto va a ser muy diferente a la mirada de un joven o un anciano. Cada persona va a sacar su propia moraleja y se va a quedar con cosas diferentes y todas son válidas. Eso es lo bonito del espectáculo", ha declarado el actor, que afirma que es "un lujo y un regalo" poder interpretar un papel "tan reconocido y premiado".

Para el director del montaje, es una obra compleja, que tiene muchos elementos detrás de escenografía, por lo que ha habido que manejar tanto el aspecto más artesano del teatro, el que tiene que ver con el actor y su funcionamiento como con el aspecto más artesano, que tiene que ver con la técnica".

Arellano, que ha destacado la gran sintonía con la que ha trabajado con Gerardo Vera, plantea una puesta en escena que representa el funcionamiento del cerebro de Christopher.

"Hemos tratado de contar cómo funciona el cerebro de Christopher a través de la escenografía, creando un gran cubo que representa un cerebro matemático donde la luz, los objetos o los dibujos cobran una gran importancia", ha declarado el director.

El resto del elenco está formado por Marcial Álvarez, Lara Grube, Mabel del Pozo, Carmen Mayordomo, Anabel Maurín, Boré Buika, Eugenio Villota, Alberto Frías y Eva Egido, actores que dan vida en el escenario a más de 65 personajes, que unas veces son "las personas con las que se encuentra el protagonista en su viaje" y otras veces "las voces que hay en su cabeza", ha explicado el director.

Lo más