MODA INDUSTRIA (Crónica)

Crece la tendencia en verde en el mundo de la moda

Inmaculada Tapia.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:34

Inmaculada Tapia.

El mundo de la moda apuesta sin complejos por una tendencia en verde vinculada a la confección con materiales reciclados, creaciones que ahora van más allá de prendas de ropa y zapatos, y se adentra en el mundo de los accesorios con las gafas de sol o la bisutería.

Una deriva de la moda que crece en la sexta edición de los salones MOMAD Metrópolis y MOMAD Shoes, que abren sus puertas hoy en la Feria de Madrid, con un aumento de un 10 por ciento de empresas de moda sostenible tanto españolas como procedentes de puntos tan distantes como Australia, Finlandia, Bélgica, México y Portugal.

"La moda sostenible es moda y punto", asevera la directora de MOMAD, Charo Izquierdo, quien asegura que esta tendencia está muy lejos de la imagen de algunos consumidores que "permanecen con una visión antigua de la ecología y la consideran moda subterránea".

Bajo el paraguas del espacio "Sustainable Experience" se exhiben zapatos, vestidos, gafas y complementos, diseños atractivos, que se comprometen con el medio ambiente y abren nuevos caminos a la moda. Izquierdo asegura que España está en este sector al mismo nivel que el resto de países participantes.

Ricardo Vilches, gerente de la firma de gafas Castor, afirma que aún queda mucho por hacer para encumbrar la moda sostenible.

Las gafas son un accesorio novedoso en la sostenibilidad, que esta firma diseña en maderas de cebrano, acetato con base de algodón y aluminio reciclado a partir de latas de refresco y cápsulas de café.

Viches explica que el sector debe acabar con la idea de que la moda sostenible "es cara y poco atractiva", porque "la realidad es otra".

Cristina Valdés, diseñadora artesana de Artaps, presenta en esta feria piezas de bisutería a partir de cañerías de agua, tapas de plástico o CD, "materiales que son difíciles de reciclar". Collares, pulseras, pendientes o anillos, ligeros, coloridos y elegantes de los que nadie imagina su procedencia.

La feria acoge las tendencias para la próxima temporada primavera-verano 2019 y entre ellas resaltan las pamelas de Begoña Enguix, diseñadora de Bámbola, que fabrica de manera artesana con fibra de rafia natural de Madagascar, considerada la mejor del mundo, en ganchillo o tejida.

"Cada vez nos atrevemos más a cubrirnos la cabeza con un sombrero y las pamelas asumen un toque versátil para eventos de mañana, incluso para ir al trabajo, para acudir a un acto social tanto como para ir a la playa", explica Enguix.

Mirando hacia los pies, la empresa asturiana Suela, elabora zapatos con ligerísimo corcho de alcornoque, "el mismo que se utiliza para el vino, lo que nos permite que absorba bien la humedad y el zapato se pueda utilizar en pleno invierno", detalla Paula del Río, su fundadora.

Clásicos en el mundo de la moda sostenible como El Naturalista, centrado en el zapato sostenible o Ecoalf, que confecciona ropa con redes de pesca y residuos extraídos del mar, están también presentes en la feria que dedica una parte importante de las conferencias a dialogar sobre el futuro de la moda ecológica.

"El 'total look' de moda sostenible" o "¿Qué materiales debo usar y por qué si quiero ser un diseñador de moda sostenible?" son algunas de las cuestiones que se pondrán sobre la mesa para el debate.

Charo Izquierdo reconoce que en España "hemos sido perezosos en despertar, pero lo hemos hecho rápido, con las pilas puestas", explica la también directora de MBFWMadrid mientras recuerda que Adolfo Domínguez solo trabaja con piel vegana, La Santanderina produce tejido PET (Tereftlato de Polietileno) y un porcentaje "importante" de la producción de Inditex es ya sostenible.

Lo más