MUSEO ALTAMIRA

Altamira reestablecerá funcionamiento en próximas semanas si cambia el tiempo

El director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, ha indicado que si la situación climatológica de la región cambia, la cueva de Altamira reestablecerá en las próximas semanas su régimen de funcionamiento natural.,Así lo ha expresado a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa sobre la convocatoria del concurso de ideas de febrero para la construcción de la nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac).,Ontañón ha i

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:12

El director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, ha indicado que si la situación climatológica de la región cambia, la cueva de Altamira reestablecerá en las próximas semanas su régimen de funcionamiento natural.

Así lo ha expresado a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa sobre la convocatoria del concurso de ideas de febrero para la construcción de la nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac).

Ontañón ha indicado que a través del "exhaustivo" programa de estudio de las condiciones ambientales se definieron los parámetros en los que se pudiera permitir la máxima accesibilidad a la cueva original sin poner en compromiso su conservación.

"Con los datos de este último estudio se determinó que podían entrar cinco personas durante 37 minutos en la cavidad pero siempre con carácter provisional y a expensas de que cualquier alteración en los parámetros de la buena conservación de la cueva y las pinturas determinase el cierre", ha asegurado.

Asimismo, ha explicado que la causa principal que ha provocado el cierre temporal ha sido el tiempo anticiclónico que ha provocado unos movimientos de masa de aire que cierran el ambiente de la cueva.

En ese ambiente, hay una serie de gases procedentes de infiltraciones de la superficie y del subsuelo, en este caso el dióxido de carbono (CO2), lo que supone un efecto grave para la conservación de las pinturas.

"No quiere decir que en estas semanas la cueva de Altamira se haya puesto en peligro de manera grave, significa que uno de los parámetros se ha sobrepasado de forma natural", ha destacado Ontañón.

Por último, ha explicado que lo que hay que hacer, hasta que se recuperen los niveles normales, es evitar cualquier otro factor de alteración como es la entrada de cinco personas a la semana.

Lo más