También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Llarena procesa por rebelión a Puigdemont, Junqueras y Turull

Artur Mas, Marta Pascal y Neus Lloveras quedan fuera del auto de procesamiento 

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha procesado este viernes a 13 personas por su participación en el denominado "procés" para la independencia de Cataluña, incluidos Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Turull y Marta Rovira, por el delito de rebelión. Además de ellos, los otros procesados por rebelión son los exconsellers Joaquim Forn, Raúl Romeva, Clara Ponsatí, Josep Rull, Antonio Comín y Dolors Bassa. También procesa por rebelión a la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, al ex presiente de la ANC, Jordi Sànchez y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Los autos de procesamiento de hoy incluyen además otros delitos que afectan a diversos inculpados y, así, el juez procesa a cinco ex miembros del Govern por malversación y desobediencia: Meritxell Borràs, Lluis Puig, Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Serret. También resultan procesados por malversación el ex president Puigdemont, el que fuera vicepresident Junqueras y los siete exconsellers acusados de rebelión.

Así mismo el juez procesa por desobediencia a cinco exmiembros de la Mesa del Parlament: Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Ramona Barruffet y Joan Josep Nuet, así como a Mireia Boya (expresidenta del Grupo de la CUP) y a Anna Gabriel, exportavoz de la CUP. El magistrado fija una fianza de responsabilidad civil de 2,1 millones de euros que deberá ser prestada solidariamente por los catorce exmiembros del Govern procesados.

ANNA GABRIEL NO SERÁ JUZGADA POR REBELIÓN 

El juez Pablo Llarena no ha atribuido un delito de rebelión, sino otros de desobediencia y/o malversación, a los otros 12  procesados por el "procés" para la independencia de Cataluña, entre ellos tres de los siete fugados: Anna Gabriel (CUP), Lluís Puig (PDeCat) y Meritxel Serret (ERC). En concreto, el magistrado del Supremo cree que Gabriel y la también responsable de la CUP Mireia Boya solo incurrieron en un delito de desobendiencia, al no atender a las decisiones del Constitucional. Este delito no comporta penas de prisión, pero sí de inhabilitación.

A los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet también les atribuye solo un delito de desobediencia, por la "tenaz y perseverante desatención del requerimiento" del Constitucional para que "impidieran o paralizaran cualquier iniciativa que supusiera ignorar o eludir la nulidad de las resoluciones parlamentarias". En otros cinco procesados ve indicios de que cometieron delitos de desobediencia y de malversación: los exconsejeros Meritxell Borràs, Lluís Puig, Carles Mundó, Santiago Vila y Meritxell Serret, porque desatendieron también al Constitucional y autorizaron las contrataciones necesarias para el 1-O.

ARTUR MAS SE LIBRA 

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha dejado fuera del auto de procesamiento al expresidente de la Generalitat Artur Mas; a la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, y a la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) Neus Lloveras. Son los únicos 3 de los 28 investigados en el Supremo por el "procés" hacia la independencia unilateral de Cataluña que no han sido procesados por el magistrado. 

VOX PEDIRÁ PRISIÓN 

Vox, que ejerce de acusación popular en la causa que instruye el Tribunal Supremo por el "procés", ha anunciado hoy que pedirá prisión incondicional para el candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, y para los otros cinco investigados citados hoy a una vistilla de medidas cautelares. El presidente del partido político, Santiago Abascal, ha explicado a los medios minutos antes de entrar al alto tribunal que sus abogados van a "solicitar a los tribunales la aplicación más estricta de la ley, la prisión incondicional para todos los comparecientes".

Aparte de Turull, que ayer no recibió el respaldo suficiente del Parlament para ser elegido presidente de la Generalitat, hoy están citados a una vistilla de medidas cautelares el diputado del PDeCAT Josep Rull, el de ERC Raül Romeva, y sus compañeras de partido Marta Rovira, Carme Forcadell y Dolors Bassa, que renunciaron ayer a su acta de diputadas al finalizar el pleno en el parlamento catalán. La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha decidido no asistir a la citación del juez Pablo Llarena, y ha optado por marcharse de España, según ha comunicado ella misma en una carta a la militancia. "El exilio será un camino duro, pero es la única forma que tengo de recuperar mi voz política", afirma Rovira en esa misiva.

TURULL "RECLUTÓ" A CIENTOS DE VOLUNTARIOS PARA EL 1-O

 Llarena atribuye a Turull no solo la gestión de la publicidad sino también la coordinación de la infraestructura informática para el 1-O y el reclutamiento de miles de voluntarios para que se llevara a cabo. El juez deja constancia en el auto que Turull, como consejero de Presidencia y portavoz del Govern en los últimos meses previos al 1-O y a la declaración de independencia, formó parte de un grupo de personas cuya contribución consistió en garantizar la realización de la votación Recuerda el juez que el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) dependía de él y en su seno se crearon páginas web, aplicaciones, plataformas y programas informáticos utilizados para el referéndum ilegal del 1-O.

Llarena sostiene que Turull, además de la movilización impulsada desde sus funciones de portavoz del Gobierno, gestionó y diseñó la inserción publicitaria del referéndum, además de coordinar las infraestructuras informáticas puestas al servicio del mismo. Y lo hizo "tanto en lo relativo a divulgar la forma de votación, como en el reclutamiento de miles de voluntarios que asumieran la constitución de las mesas o la elaboración del registro de catalanes en el exterior".

APOYOS A LA PUERTA DEL SUPREMO 

A las puertas del Tribunal Supremo se ha concentrado gran cantidad de cámaras de medios de comunicación, mientras que la jornada de hoy va a ser seguida por decenas de periodistas desde dentro de las sedes del alto tribunal. También esperaba a los imputados un grupo de personas portando carteles en amarillo que piden en inglés la libertad de ex vicepresident Oriol Junqueras (ERC). Al tiempo se han escuchado gritos de "no estáis solos" en catalán.

Según fuentes de la acusación, las vistillas de medidas cautelares -que pueden implicar el ingreso en prisión de los comparecientes- comenzarán a partir de las 12.30 horas, una vez que las partes se hayan leído el auto de procesamiento que hoy va a entregarles el juez Llarena. Abascal ha criticado además "las gravísimas presiones contra la Fiscalía, jueces y el Tribunal Supremo" provenientes desde "la tribuna mediática y figuras tan importantes como el expresidente del Gobierno, Felipe González", que ha deseado hoy en una entrevista que el juez no envíe a prisión a los seis citados. 

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado