También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Cómo actúan las células yihadistas detenidas en España?

Agentes de la Policía Nacional durante una operación antiyihadista. EFE

Este jueves serán puestos a disposición judicial los tres presuntos yihadistas detenidos este martes en Madrid y GironaSegún fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por COPE, suponían una gran amenaza ya que incitaban de manera directa a atentar en España. Para entender cómo se ha ido desarrollando la actividad yihadista en nuestro país, el Real Instituto Elcano ha presentado un estudio que se remonta a junio de 2013, cuando la Policía y la Guardia Civil detuvieron en Ceuta a ocho individuos de nacionalidad española que reclutaban combatientes yihadistas y los enviaban a Siria.

Se trata de la famosa Operación Cesto. Para muchos expertos este es el inicio de la lucha contra el terrorismo de Daesh en España. En el estudio presentado por prestigiosos investigadores de nuestro país, se representa la forma que tienen de actuar los yihadistas, qué piensan y hasta dónde están dispuestos a llegar.

¿Cómo se organizan? Hay que diferenciar entre dos tipos de perfiles o individuos. Los primeros, aquellos que son más difíciles de controlar: los famosos actores solitarios. Uno de los ejemplos más claros: Mohamed Bouhlel. El encargado de perpetrar el atentado de Niza el 14 de julio de 2016. Donde, haciendo uso de un camión, mató a 86 personas. Aún así, de los yihadistas detenidos en estos cuatro años en España, sólo uno de cada diez representan esta figura. La mayoría, y este es el segundo perfil del que hablamos, estaban implicados en células muy bien organizadas.

Fernando Reinares es director del Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, explica que “la inmensa mayoría de los yihadistas en España, además de implicarse en células y redes, tiende a hacerlo en el marco de células, grupos y redes afincadas en contextos locales, dentro de las cuales existe una gran densidad de vínculos basados en la amista, en la vecindad o el parentesco”.

La célula que acoge todas esas características, comprobaréis, es la de Ripoll. Compuesta por tres parejas de hermanos, un trío de hermanos y una pareja de primos. Todos se conocían y relacionaban esos ambientes locales, de barrio.

Gran parte de estos yihadistas ejercían funciones de captación, adoctrinamiento, propaganda o radicalización. Pero, ¿cuántos de ellos podría decirse que estaban preparados para atentar en España?

Aproximdamente un 27,7%, según este estudio, contaban con todo lo necesario para perpetrar un atentado en nuestro país. Las más peligrosas: dos células desarticuladas en 2015 en Madrid y Barcelona “dispuestísimas” a atentar.

Carola García-Calvo, investigadora principal del Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, cuenta que “habían indentifacado ya un posible iobjetivo llegando ya incluso a comentar la táctica o el modo en el que podían cometer un acto de naturaleza terrorista contra ellos. Habían desarrollado una suerte de planificación.

Una de las principales novedades de estas células y de la actividad yihadista es que las mujeres comienzan a ejercer un papel muy importante dentro de ellas, llegando a ser imprescindibles para que prosperen organizaciones terroristas como Daesh o Al Qaeda. Las mujeres ejercen lo que los terroristas denominan “la yihad”, de forma muy distinta a los hombres. Mientras que los varones tienen más inclinación por convertirse en combatientes. También a reclutar, adoctrinar y radicalizar; ellas se dedican, exclusivamente, a labores de captación, envío a zona de conflicto y a asegurar el futuro de la organización.

Según Carola García-Calvo, las mujeres se desplazan al territorio del Daesh y contraen matrimonio allí, tener hijos en la mayoría de los casos con un terrorista extranjero para seguir la estrategia de la organización terrorista de referencia, el Estado Islámico.

De hecho, el líder de Daesh, Aboubakar al Bagdadi, cuando proclamó el califato en 2014 y dio su famoso discurso en la mezquita de Mosul, hizo un llamamiento específico a las mujeres para que se trasladasen a esa zona y formaran sus familias allí. Tener hijos con combatientes terroristas, implica más terroristas en el futuro. Esa es una de sus estrategias.

Estas últimas semanas el Estado Islámico está siendo derrotado en Irak y Siria y pierden cada vez más influencia sobre el territorio. Esto provoca que muchos terroristas estén volviendo a sus países de origen, entre ellos España. El Gobierno tiene constancia de que en Siria e Irak hay 222 individuos que residían en nuestro país.

¿Existe un peligro mayor? Los expertos defienden que la amenaza sigue existiendo, sobre todo porque si esos retornados a España o a cualquier otro país europeo, no pueden hacer la yihad, la guerra en zona de conflicto, es decir, Siria o Irak, la intentarán hacer en sus países de origen. Y para muchos, España es una zona de ocupación.

Según Fernando Reinares, "España no es una zona de conflicto, pero para muchos de estos individuos, imbuidos en las actitudes y creencias del salafismo yihadista, buena parte de España es un territorio islámico bajo ocupación. El líder de los terroristas de Ripoll se refería a ellos como la brigada de los soldados de Estado Islámico en Al-Ándalus".

Aún así, Fernando Reinares también aclara que, a pesar de los atentados de Barcelona y Cambrils, España no ha estado entre los países europeos donde los procesos de radicalización han alcanzado mayor nivel o donde ha habido una producción más elevada de combatientes terroristas.