También en directo
Ahora en vídeo

Eurovisión

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Así ha sido la actuación de Amaia y Alfred en Eurovisión 2018

La pareja, vocalmente perfecta, ha recibido el apoyo de un público español muy amplio y totalmente entregado a "Tu canción" 

Así ha sido la actuación de Amaia y Alfred en...
 

Tres minutos de pura emoción. La química desbordante de Amaia y Alfred y la total entrega de un público nutrido de españoles protagonizó la mágica actuación de nuestros representantes en Eurovisión 2018. Con una escenografía íntima y muy sencilla, la pareja confío sus opciones en las miradas, sonrisas y gestos cómplices que ambos se dedicaron mientras interpretaron "Tu canción". Una actuación emotiva, elegante y en el que ambos estuvieron vocalmente perfectos. Pese a todo, la propuesto española no pudo pasar del puesto 23 en la final. 

Los dos exconcursantes de "Operación Triunfo" iniciaron su actuación apenas separados por unos diez pasos. Una cámara desde el fondo del escenario mostró a ambos envueltos en la oscuridad. En la primera estrofa, la cámara jugó entre ellos rodeándoles en una única secuencia, una idea inspirada en la escenografía que el dúo holandés The Common Linnets empleó en 2014. Al final del primer estribillo, ambos se encontraron en el centro del escenario y se dieron la mano. A partir de ahí, los dos cantantes interpretaron el resto de la actuación juntos y con el respaldo de un público totalmente entregado que creó un mar de luces blancas con sus teléfonos móviles. Una atmósfera mágica, apabullante, donde las gargantas de los centenares de eurofans españoles que poblaban el Altice Arena de Lisboa este sábado arroparon a la pareja de una manera jamás vista en una actuación de España en Eurovisión. Ese apoyo se notó especialmente en el momento a capella, cuando las voces de ambos representantes se confundieron con las del público. Al final de la canción, y desbordados por la emoción, Amaia y Alfred se fundieron en un largo y cálido abrazo. No hubo, sin embargo, beso. El aplauso que recibieron del estadio fue atronador bajo gritos incesantes de "España, España". 

Para esta actuación, Amaia lució un vestido de transparencias en color negro con adornos dorados y plateados y escote pronunciado firmado por Teresa Helbig. La ganadora de 'Operación Triunfo' barajó tres modelos de la diseñadora catalana para la gran final y, al final, se decantó por el más clásico. Alfred, por su parte, se decantó por un traje granate con cristales de Swarovski firmado por Paco Varela

La puesta en escena de "Tu canción", criticada por la prensa al considerarse excesivamente 'sencilla' y 'plana', buscaba reflejar el desarrollo de su relación dividida en tres momentos: encuentro, diálogo y explosión del amor. Esos tres momentos han marcado los ejes y cambios en la luz y en la realización, según ha explicado el equipo encargado de la propuesta española. 

"EL PUESTO ES UNA MIERDA"

El mal resultado no ha apagado las sonrisas de Amaia y Alfred. Tras quedar en vigésimo tercer lugar en la final de Eurovisión 2018, la pareja se mostró insatisfecha por el resultado y también criticó el "postureo" que rodea al festival. En declaraciones a los medios de comunicación minutos después de la gala, Amaia admitió que el puesto 23 "es una mierda". "Pero no pasa nada, estamos contentos igualmente", dijo la pamplonesa. "Nos quedamos con la buena actuación que hemos hecho". 

No faltaron, sin embargo, críticas al festival. Amaia recomendó la experiencia a quien tome el testigo el año que viene pero criticó el "postureo" que rodea al festival. "Se presta más atención a cosas ajenas a la música", dijo Además, la pamplonesa reiteró que no volverá a representar a España en Eurovisión porque es algo que "solo se debe vivir una vez". 

TVE, por su parte, se mostró también decepcionada con el puesto pero quiso dejar claro que la culpa no es de Amaia y Alfred. "No tienen ninguna responsabilidad Han cantado muy bien", explicó Ana María Bordás, jefa de la delegación española en Eurovisión. Con este nuevo naufragio, España encadena ya cuatro años en los que no ha sido capaz de superar el puesto 21. 

Lo más visto