También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La traición de Sánchez a Rajoy: los amigos no son para siempre

El líder socialista responde con una moción de censura a la mano tendida de Rajoy

Sánchez rechaza los últimos órdagos de Rajoy
Sánchez rechaza los últimos órdagos de Rajoy  | EFE

La política no entiende de amigos, ni de socios. Tan solo de forma temporal, y ni siquiera eso. Empleando el símil futbolístico, da igual que un entrenador gane dirigiendo a su equipo diez títulos de máximo prestigio, que si pierde cinco partidos, es muy probable que esté en la calle. Tanto la política como el fútbol tienen mala memoria y los amigos aquí no son para siempre, por mucho que lo canten Los Manolos. Algo parecido le ha pasado al presidente -le quedan unas horas- del Gobierno, Mariano Rajoy. La semana pasada, el mandatario popular le tendió la mano al que podría ser presidente este viernes, Pedro Sánchez. Y lo hizo aquí, en los micrófonos de la Cadena COPE, cuando fue entrevistado por Carlos Herrera en 'Herrera en COPE'. La relación entre ambos no ha sido, ni mucho menos, buena. Atrás quedan numerosos momentos de tensión en los que Rajoy se comía a Sánchez y Sánchez se comía a Rajoy. Daba la sensación, visto lo visto en las últimas que semanas, de que ambos dirigentes empezaban a entenderse con el tema del soberanismo catalán, lo cual no es poco.

El todavía jefe del Ejecutivo le respondió a Carlos Herrera cuestiones acerca de los Presupuestos recientemente aprobados, Cataluña o los últimos casos de corrupción. Herrera también aprovechó para preguntarle a Rajoy por sus relaciones actuales con Pedro Sánchez. "¿Cómo ha cambiado su relación desde la primera etapa de Gobierno con Pedro Sánchez, que ahora parece más cordial?", le preguntó el comunicador. Rajoy explicó que ha tenido "algunas conversaciones con él" y que ahora el "entendimiento" entre ambos "en algunas cosas es mayor""En el tema de Cataluña el comportamiento del partido socialista ha sido absolutamente leal y no han hecho declaraciones fuera del tiesto. Estoy muy satisfecho", reconoció Rajoy. Oír y leer para creer.

Un órdago que, sin duda alguna, no fue correspondido por Sánchez: presentación de la moción de censura y ahora Rajoy a punto de empujar la puerta de salida de Moncloa. En las últimas horas no se ha vislumbrado ese acercamiento, ya que los ataques entre uno y otro en el Congreso de los Diputados se han sucedido continuamente. El socialista le pidió abiertamente a Rajoy que dimitiera y así se frenara automáticamente la moción de censura. Rajoy, ni corto ni perezoso, aseguro que Sánchez "no tiene ningún proyecto para España", practica una "ambigüedad táctica" y le dijo que quien debe dimitir de manera irrevocable es el secretario general del PSOE por haber perdido las dos últimas elecciones.

Lo dicho: los amigos no son para siempre.

Lo más visto