También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Durante el rezo del Ángelus

El Papa pide "una solución política" para "garantizar un futuro de reconciliación y de paz" en Siria

El Papa Francisco ha instado a la comunidad internacional a "no ahorrar ningún esfuerzo" para sentar a la mesa a las partes interesadas en el conflicto en Siria tras la suspensión de las negociaciones en Ginebra.
El Papa Francisco durante el Ángelus del domingo 7 de...
El Papa Francisco durante el Ángelus del domingo 7 de febrero de 2016. EFE/EPA/ANGELO CARCONI

El Papa Francisco instó hoy a la comunidad internacional a "no ahorrar ningún esfuerzo" para sentar a la mesa a las partes interesadas en el conflicto en Siria tras la suspensión de las negociaciones en Ginebra."Apelo a la comunidad internacional para que no ahorre ningún esfuerzo para llevar urgentemente a la mesa de negociaciones a las partes afectadas", declaró Francisco tras el tradicional rezo del Ángelus ante los fieles congregados en la Plaza de San Pedro."Solo una solución política del conflicto será capaz de garantizar un futuro de reconciliación y de paz a aquel querido y martirizado país, para el cual os invito a rezar mucho", continuó el pontífice.El Papa aseguró seguir "con viva preocupación la suerte dramática de las poblaciones civiles afectadas en los violentos combates en la amada Siria y obligadas a abandonar todo para huir de los horrores de la guerra".El pontífice solicitó "la ayuda necesaria para garantizar su supervivencia y dignidad" y rezó un avemaría junto a las miles de personas reunidas frente a la ventana de su estudio del palacio apostólico.Jorge Bergolio pidió a la comunidad internacional que dé muestras de "generosa solidaridad" en este asunto, después de que el pasado 3 de febrero las negociaciones quedaran suspendidas en Ginebra hasta el día 25 por la falta de avances.Texto completo de las palabras del Papa Francisco antes del rezo del Ángelus«¡Queridos hermanos y hermanas, buenos días!El Evangelio de este domingo cuenta – en la narración de San Lucas – la llamada de los primeros discípulos de Jesús (Lc 5,1-11). El hecho sucede en un contexto de vida cotidiana: hay algunos pescadores en la orilla del lago de Galilea, los cuales, después de una noche de trabajo pasada sin pescar nada, están lavando y arreglando las redes. Jesús sube a la barca de uno de ellos, Simón, llamado Pedro, le pide que se aparte un poco de la orilla y se pone a predicar la Palabra de Dios a la multitud que se había reunido. Cuando termina de hablar le dice que navegue mar adentro y que echen las redes. Simón había conocido ya a Jesús y experimentado el poder prodigioso de su palabra, por lo que le responde: «Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes». (v 5). Y esta su fe no queda decepcionada; en efecto las redes se llenan de tal cantidad de peces que estaban a punto de romperse (cf v.)Ante este evento extraordinario, los pescadores quedan apoderados por el temor. Simón Pedro se echa a los pies de Jesús diciendo: «Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador». (v 8) Este signo prodigioso lo ha convencido de que Jesús no es solo un formidable maestro, cuya palabra es verdadera y poderosa, sino que Él es el Señor, es la manifestación de Dios. Y esa presencia tan cercana suscita en Pedro el fuerte sentido de su mezquindad e indignidad. Desde un punto de vista humano, piensa que debería haber una distancia entre el pecador y el Santo. En verdad, precisamente su propia condición de pecador requiere que el Señor no se aparte de él, de la misma forma en que un médico no puede alejarse de las personas que están enfermas.La respuesta de Jesús a Simón Pedro es aseguradora y firme: «No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres». (v 10) y nuevamente el pescador de Galilea, volviendo a confiar en esta palaba, abandona todo y sigue a Aquel que se ha vuelto su Maestro y Señor. Y así hicieron también Santiago y Juan, socios en el trabajo con Simón. Ésta es la lógica que guía la misión de Jesús y la misión de la Iglesia: ir a buscar, ‘pescar’ a los hombres y a las mujeres, no para hacer proselitismo, sino para devolver a todos su plena dignidad y libertad, mediante el perdón de los pecados. Esto es lo esencial del cristianismo: difundir el amor regenerador y gratuito de Dios, con actitud de acogida y de misericordia hacia todos, para que cada uno pueda encontrar la ternura de Dios y tener plenitud de vida. Y aquí, en particular, pienso en los confesores: son los primeros en tener que dar la misericordia del padre, según el ejemplo de Jesús, como hicieron también los dos frailes santos, el Padre Leopoldo y el Padre Pío.El Evangelio de hoy nos interpela: ¿sabemos confiar verdaderamente en la palabra del Señor? O ¿nos dejamos desalentar por nuestros fracasos? En este Año Santo de la Misericordia estamos llamados a confortar a cuantos se sienten pecadores e indignos ante el Señor y abatidos por sus propios errores, diciéndoles las palabras de Jesús: «No temas». Que nos ayude la Virgen María a comprender cada vez más que ser discípulos significa poner nuestros pies en las huellas dejadas por el Maestro: son las huellas de la gracia divina que regenera la vida para todos».DESPUÉS DEL ÁNGELUS“Sigo con viva preocupación el destino dramático de las poblaciones civiles involucradas en los violentos combates en la amada Siria, y obligadas a abandonar todo para escapar de los horrores de la guerra. Espero que, con generosa solidaridad, se preste la ayuda necesaria para asegurar su supervivencia y dignidad, mientras hago un llamamiento a la comunidad internacional para que no ahorre ningún esfuerzo para llevar con urgencia a las partes involucradas, a la mesa de negociación. Sólo una solución política del conflicto será capaz de garantizar un futuro de reconciliación y de paz a ese país querido y martirizado, por el cual los invito a rezar mucho, y también ahora, todos juntos, rezamos a la Virgen por la amada Siria. Dios te Salve María..."El Papa pide "una solución política" para "garantizar un futuro de reconciliación y de paz" en Siria

Lo más visto