También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
CASO "LONAS DE GRAN VIA"

Merino acusa a Urquía y Varea de ocultar los tres presupuestos para contratar las lonas

Un día después de hacerse público el auto judicial que ratifica la legalidad en la contratación de las lonas que cubrieron los accesos al parking de Gran Vía durante su construcción, Javier Merino, portavoz del Grupo Popular del Ayuntamiento de Logroño, ha acusado a los dirigentes del PSOE y del PR de haber presentado la denuncia “a sabiendas de que era una falsa acusación. Escondieron pruebas a la Justicia y obstruyeron la resolución del caso”.

Javier Merino ha explicado que fue el propio Angel Varea, entonces concejal de Turismo por el Partido Riojano, el que remitió una alegación al informe del interventor (16 de octubre de 2007), en la que se cuestionaba la existencia de tres presupuestos, como era preceptivo para la contratación de las lonas. En esta alegación, según el relato de Merino, "Varea confirmaba la existencia de esos presupuestos. Algo que efectivamente le constaba como se puede ver en un correo electrónico enviado por su responsable en la Fundación Logroño Turismo. Pero poco después de esta alegación, el señor Varea se arrepintió". Y ¿por qué cambió de actitud? -se ha preguntado Merino-, "porque pensó que no dándose por enterado podría utilizarlo en contra del Partido Popular. Así, y como consta por escrito, envió otro documento anulando la alegación”. En concreto, en el documento de 5 de noviembre de 2011, con papel oficial de la Fundación Logroño Turismo y firmado por su vicepresidente, Angel Varea, y con sello de entrada en el Registro General del Ayuntamiento, se indica textulamente. “Rogamos tengan por no puesta la anterior alegación, de fecha 16 de octubre de 2007, no existiendo por tanto alegación al citado informe”. Y, -ha continuado Merino-, "efectivamente, llevaron el caso a los tribunales, acusando al Gobierno del Partido Popular de no haber pedido los presupuestos y de haber contratado a dedo". El portavoz del Grupo Popular ha considerado que lo que ha venido a llamar “operación lonas” se gestó para “inculpar al PP de un caso de corrupción a sabiendas que era falso y con el interés de evitar su llegada al Gobierno a un año de las elecciones”. Asimismo, Javier Merino ha recordado cómo continuaron con ella “fruto de la desesperación por tapar su gran escándalo (las esculturas desaparecidas) con la única estrategia de manipular y mentir para desacreditar al PP ante la opinión pública e intentar que pensara que todos somos iguales”. Una actitud “de gran gravedad”, a juicio de Merino, por lo que “el señor Urquía debería dimitir de inmediato. No se puede utilizar la Justicia de este modo, cuando hay tantos ciudadanos esperando para asuntos de importancia, y no se puede hacer perder tiempo y dinero a empresas y a los logroñeses”.