También en directo
Ahora en vídeo

Kelly Martinez: "Me culpaban porque iba a tener dos niños”

  | Carmen Labayen. Jefa de Sociedad de COPE

De 

Cada año al menos 500 parejas españolas suscriben contratos de la llamada 'maternidad subrogada' o vientres de alquiler en países extranjeros en los que esta práctica es legal. Concienciar de sus altos riesgos y del sufrimiento de muchas mujeres y niños, poner fin a los llamados vientres de alquiler en todo el mundo, es el objetivo de 'Paremos la Subrogación Ahora', un movimiento internacional que este jueves se reúne en Madrid con los principales grupos parlamentarios del Congreso.

"Habían pagado más dinero para que fueran niño y niña"

Kelly Martinez es una joven estadounidense de Dakota del Sur que con solo 20 años, casada y con dos hijos, decidió gestar niños para otros. Una década después, alerta del peligro que los tratamientos de hormonas y todo el proceso entraña. A ella casi le cuesta la vida. "Estaban disgustados conmigo, me echaban la culpa porque habían pagado más dinero para que fueran niño y niña". Incertidumbres y cuantiosos daños físicos, emocionales y psíquicos siguieron en su caso a la ecografía que determinó el sexo de los bebés que gestaba para una pareja española. Se marcharon con los niños sin decírselo a nadie y sin pagar la cuenta.

Kelly, en cambio, sufrió una depresión aguda, sigue en tratamiento psiquiátrico y pensando cada día en esos dos bebés de los que nada sabe. Ha venido a España para contar su experiencia junto al movimiento 'Stop Subrogacy Now' que busca poner fin a la llamada 'maternidad subrogada' o vientres de alquiler en todo el mundo, también en España. Al frente está Jennifer Lahl, enfermera pediátrica durante 20 años y al frente del Centro de Bioética y Cultura de Estados Unidos. Tiene cita con los principales grupos políticos del Congreso a los que pedirá que esta práctica siga siendo ilegal en España y no se abra la puerta a una regulación que no funciona, y con ello, también ayude a frenar un fenómeno que va a más. "Necesitamos detener que parejas españolas vengan a países como Estados Unidos a explotar mujeres para obtener niños”, ha aseverado.

“Las parejas españolas no pueden venir a explotar a mujeres para obtener niños”

500 parejas españolas según cifras de la organización Médico colegial suscriben cada año un contrato de subrogación en el extranjero. Esto es solo la punta del iceberg de una industria que mueve millones.

Lo más visto