También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 13/06/2013

La Iglesia hace más con menos

La Conferencia Episcopal ha dado un ejemplo de transparencia con la presentación de la Memoria Justificativa de Actividades de la Iglesia. Los datos son cada año más completos, y en esta ocasión vienen contrastados por una auditora externa. La transparencia es un compromiso asumido por los obispos con el Estado y con la sociedad española, pero de forma especial con quienes marcan la X en su Declaración de la Renta, cuya cifra superó en el ejercicio 2011 los 9 millones de personas. Una cuarta parte de los ingresos de la Iglesia tiene ese origen. El 75% restante procede de colectas, donaciones o suscripciones, y es fruto de un encomiable esfuerzo por parte de los fieles, conscientes de que, en momentos de crisis, su contribución es más necesaria que nunca. Pueden tener la tranquilidad de que se da un buen uso a su dinero. A precio de mercado, los servicios que presta la Iglesia costarían más del doble, pero los recursos se multiplican gracias a cientos de miles sacerdores, religiosos, catequistas y voluntarios, entregados al anuncio del Evangelio y a la defensa de la dignidad humana en todas sus dimensiones. Gracias a ellos, la Iglesia sorteó en 2011 la crisis y pudo hacer más con menos. Sólo Cáritas y Manos Unidas invirtieron más de 300 millones de euros en actividad asistencial. Otros capítulos son más difíciles de medir, como las 50 millones de horas dedicadas a la celebración de los sacramentos o al acopañamiento de enfermos. Lo que es indudable es que España no se entiende sin la Iglesia, y que, gracias a ella, vivimos hoy en una sociedad mejor y más humana.

Lo más visto