También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Sin volante ni pedales

Google muestra un prototipo de coche que se conduce solo

Google ha mostrado por primera vez un modelo de vehículo autónomo, capaz de circular sin ser conducido por un humano, diseñado por la propia empresa y que carece de elementos como el volante o los pedales de freno y acelerador. Puedes ver aquí el VIDEO de cómo funciona.
El coche
El coche

Hasta hoy, Google siempre había revelado sus avances en este tipo de coches -en los que lleva trabajando desde hace varios años- mediante modelos convencionales adaptados para el software de Google, por lo que los vehículos tenían el mismo aspecto que los coches que circulan actualmente por las carreteras y permitían a los pasajeros retomar el control si ello era necesario.

Sin embargo, el modelo presentado hoy con una entrada en el blog oficial de la compañía ha sido diseñado por Google con la única finalidad de que se conduzca solo y no permite en ningún caso el manejo convencional.

"(Los vehículos autónomos) no tendrán volante, ni acelerador, ni pedal del freno? porque no los necesitarán. Nuestro software y los sensores se encargarán de todo el trabajo", indicó el director del proyecto de vehículo autónomo de Google, Chris Urmson.

El prototipo presentado por Google es eléctrico, dispone únicamente de dos asientos, es pequeño y muy compacto y tiene una apariencia de lo más futurista.

"Los vehículos serán muy básicos -queremos aprender de ellos y adaptarlos tan rápido como sea posible- pero te llevarán adonde quieras ir pulsando simplemente un botón", apuntó Urmson.

Este botón de arranque, junto a otro para realizar una parada de emergencia, son los únicos puntos de interacción física del pasajero con el coche, que se controlará a partir de una aplicación para móvil en la que el usuario seleccionará el destino final.

Google, que asegura que ha priorizado ante todo la seguridad en el diseño de estos modelos, planea construir un centenar de prototipos que empezarán a probarse este mismo verano y, "si todo va bien", la idea de la compañía es llevar a cabo un programa piloto en California en los próximos años.

Desde hace aproximadamente un año, otros vehículos de Google que se conducen solos pero aceptan que un humano pueda tomar el control sobre ellos en caso de emergencia -los Lexus RX450h equipados con sensores- han estado circulando por las calles de Mountain View (California, EE.UU.), donde el gigante tecnológico tiene su sede.

En todos los kilómetros que estos vehículos han recorrido hasta la fecha siempre ha habido un conductor humano sentado frente al volante, listo para, de salir algo mal, poder tomar las riendas del automóvil.

Según Google, sus coches sin conductor no han registrado ningún accidente mientras el vehículo se ha conducido automáticamente.


LA SEGURIDAD

Garantizar un modelo de coche seguro es la prioridad de Google en el desarrollo de sus prototipos de vehículos autónomos -que circulan sin conductor-, según aseveró el director del proyecto de vehículo autónomo de Google, Chris Urmson.


Urmson ofreció una rueda de prensa para dar detalles sobre el nuevo prototipo de coche mostrado ayer por la compañía de Mountain View (California) y que, por primera vez, goza de un diseño elaborado específicamente para este tipo de vehículos, que, entre otras cosas, carece de volante y pedales de freno y aceleración.

Hasta ahora, Google siempre había revelado sus avances en este tipo de coches -en los que lleva trabajando desde hace varios años- mediante modelos convencionales adaptados para el software de Google, por lo que los vehículos tenían el mismo aspecto que los coches que circulan actualmente por las carreteras y permitían a los pasajeros retomar el control si ello era necesario.

"Más del 90 % de los accidentes son causados por errores humanos, así que la buena noticia es que la seguridad es un campo en el que todavía podemos intervenir. La tecnología puede ser la solución", se mostró convencido Urmson, quien reiteró una y otra vez que todo el diseño de los coches de Google parte de la misma premisa: la seguridad en la carretera.

Para el director del proyecto de vehículo autónomo de Google, estos coches parten con ventajas respecto a los que se conducen de forma convencional, puesto que, además de "eliminar el factor humano" (cansancio, distracciones, etc.), disponen de una capacidad de captación de señales externas muy superior a la de un ser humano.

"Estos vehículos, a diferencia de los actuales en los que el conductor tiene un campo de visión limitado, podrán captar las señales de la realidad exterior desde 360 grados", dijo Urmson.

El prototipo presentado por Google es eléctrico, dispone únicamente de dos asientos, es pequeño y muy compacto y tiene una apariencia de lo más futurista.

Google planea construir un centenar de prototipos que empezarán a probarse este mismo verano y, "si todo va bien", la idea de la compañía es llevar a cabo un programa piloto en California en los próximos años.

"Todavía nos queda un largo camino por recorrer. Primero, probaremos los vehículos en circuitos cerrados este mismo verano, y por calles urbanas a finales de año", explicó Urmson.

Desde hace aproximadamente un año, otros vehículos de Google que se conducen solos pero que aceptan que un humano pueda tomar el control sobre ellos en caso de emergencia -los Lexus RX450h equipados con sensores- han estado circulando por las calles de Mountain View, donde el gigante tecnológico tiene su sede.

Además de las posibles mejoras en el campo de la seguridad, desde la compañía californiana también destacaron la "revolución" que a su juicio el vehículo autónomo puede suponer para aquellas personas incapacitadas para conducir, ya sea por una discapacidad física o a causa de su avanzada edad.

"Ahora ya no tendrán problemas de movilidad, serán totalmente autónomos", remachó Urmson.

En los coches autónomos de Google basta con que el pasajero introduzca su destino final en una aplicación para móvil para que, sin prácticamente mediar interacción alguna con el coche, éste le lleve allí donde desee.

Según Google, sus coches sin conductor no han registrado ningún accidente en todos los kilómetros recorridos hasta la fecha mientras el vehículo se ha conducido automáticamente.

Por el momento, Google no prevé que los coches respondan a órdenes verbales, aunque esta es una opción ya disponible en otros productos de la empresa como Google Maps, por lo que, en palabras de Urmson, "es una posibilidad que no descartamos para el coche autónomo".

Lo más visto