También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial

Un año crítico para el futuro de Europa

La inevitabilidad de un tercer rescate a Grecia y la gestión de la crisis del euro estarán entre los puntos de fricción en el debate televisivo que enfrentará el domingo a los dos principales candidatos en las elecciones alemanas. Las diferencias sobre Europa, en realidad, son escasas. Los reproches a Angela Merkel responden a la necesidad de los socialdemócratas de remontar en las encuestas.  El reconocimiento del ministro Wolgang Schäuble de que hará falta inyectar más dinero en Grecia podría dar al SPD ese balón de oxígeno, y en todo caso, trae la cuestión europea al primer plano, hasta ahora el gran tema ausente en el debate. Pero si preocupante ha sido el silencio en Alemania, más grave es que, en el resto de Europa, asuntos como la unión bancaria o las reformas institucionales lleven meses aparcados, a la espera de que pasen los comicios alemanes. La debilidad de Francia y la crisis en el sur han dejado el peso de la responsabilidad en Angela Merkel, que a su vez, responde ante un electorado reacio a ese protagonismo, sobre todo si le cuesta dinero.  Es un momento delicado para el proyecto europeo. Nunca había sido mayor la desafección ciudadana ni se había planteado con tanta crudeza la posibilidad real de un colapso. Hoy más que nunca, los principales partidos europeístas deben aportar ideas para superar la crisis que afronta Europa. Comienza un curso intenso, con las elecciones europeas de mayo y la renovación de los principales cargos de la Unión. Es un tiempo propicio para un debate en profundidad sobre el futuro de Europa, pero antes hace falta voluntad política.

Lo más visto