También en directo
Ahora en vídeo

JL Restán | Línea Editorial

Una comisión para la lucha política más baja

La experiencia demuestra que las comisiones parlamentarias de investigación apenas han servido para depurar responsabilidades de los hechos investigados. Al final se impone siempre una simple operación  matemática: lo que cuenta es la suma de los votos, igual que ocurre con las mociones de censura. Otra cosa es la influencia que los debates parlamentarios puedan tener en el electorado, que es el auténtico objetivo que persiguen los partidos políticos. Esto es lo que ahora se pretende con la decisión de investigar en el Congreso los supuestos casos de financiación ilegal que afectan al Partido Popular, al margen de los procesos judiciales abiertos.
 
Dada la minoría del PP en el Congreso, ya se puede anticipar cual será el resultado de la supuesta investigación, que se va a convertir en un proceso de acoso y derribo del Gobierno, sin límite de tiempo. Se añade a ello el debate sobre la moción de censura presentada por Podemos en el Congreso y la obligada declaración de Mariano Rajoy en el juicio de la trama Gürtel, que ofrecerán más munición para completar su operación de descrédito del Gobierno. El trabajo de esta Comisión no tiene nada que ver con la regeneración sino con la lucha política de vuelo más bajo.  

La corrupción se combate con regeneración moral y sentencias judiciales. Y los partidos deberían dedicarse a hacer política de altura en este momento dramático para Europa, en el que se deben asentar nuevas bases para el futuro. Esta comisión no pasará de ser un teatro.

Tags

  • authors and signature:lista con un numero insuficiente de elementos

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado