COPE

Rafael Liría: "Para el Gobierno de Bolsonaro es más importante la Economía que la vida de un ser humano"

El jesuita explica en 'TRECE te acompaña' que 'a los indígenas una simple gripe les mata, imaginemos la catástrofe que puede ser esto'

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:57

En el programa de hoy de "TRECE te acompaña" conocemos la situación de la población indígena de Brasil en plena pandemia de coronavirus a través del jesuita Rafael Liría. "Estamos muy preocupados, porque en tan solo 100 dias, tenemos más de 35.000 fallecidos. Nosotros estamos en la capital de Mato Grosso, y en todo el Estado tenemos 4.000 contagios y 133 fallecidos".

Rafael Liría señala que esta zona del país donde se encuentra, "la ausencia del Estado es total. Existe una gran crisis que no sólo es política, sino económica, social. educacional. El coronavirus ha desatado la impunidad del Estado en esta zona". El jesuita destaca la situación tan vulnerable de los indígenas. "A ellos una simple gripe les mata, imaginaos la catástrofe que puede causar eso en los pueblos indígenas, porque no tienen el sistema inmunitario desarrollado. En sus aldeas, a veces no hay paracetamol y el médico va cada dos meses". El religiosos llama la atención sobre que el hospital más cercano se encuentra a dos o tres días en barco, y afirma "donde nosotros estamos todo es un desafío para poder salir".

Rafael relata que en este momento, los pueblos indígenas realizan rituales "porque piensan que los malos espíritus están en el coronavirus y que pueden auyentarlos. También en situaciones de guerra o lucha, usan dos pinturas corporales, una negra y una roja, que además sirven como repelente" . Unos métodos que pueden ayudar a combatir enfermedades como la malaria, pero que no son efectivos contra el coronavirus.

Rafael explica que los que tienen contacto con las ciudades, "acuden sin protección ninguna, al entrar a comprar se ponen la mascarilla, pero cuando salen se la quitan y se la dan al compañero para la siguiente compra". En Mato Grasso, no hay confinamiento. "En casa se puede quedar quien tiene un buen salario, pero quien no, sale cada día a ganarse el salario".

Sobre su labor como misionero estos días, Rafael Liría señala que, por una parte, hacen acompañamiento y satisfacción de la necesidades básicas, y, por otro, reparto de cestas con alimentos básicos entre las favelas. Una función que debería asumir la Administración pero que según explica el jesuita, "para el Gobierno vale más la economía que la vida de una persona. El Gobierno está entregando una ayua por familia, que no llegaría ni a doscientos euros, (600 reales). La vida de un brasileño indígena, pobre y negro vale seiscientos reales", lamenta.

El jesuita recuerda que "la crisis es global y que hay que ponerle solución. El cornavirus ha dejado claro que somos humanos, y que la vida es fragil, pero que es necesario una vida digna para todos", y añade. "el Amazonas está en emergencia siempre y lo que sentimos es indignación. Es necesario decir que otras formas de vida son posibles, sintiendo el río, la selva. Vale la pena seguir luchando y resistiendo por ellos, porque no somos nosotros, es Dios que da la fuerza. No hay alegría más grande que dar la vida por los que quieres. Por eso, hay indignación, pero también hay esperanza y hay futuro", concluye el jesuita

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo