• Lunes, 20 de mayo 2024
  • ABC

COPE

En Madrid, la Guardia Civil investiga a los conductores que protagonizan una carrera ilegal en la M-50

El agente de la Guardia Civil explica las consecuencias penales a las que se enfrentan los conductores de las carreras ilegales: "Tres delitos y de 6 meses a 1 año de prisión"

Vídeo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:03

Como una forma de entretenimiento nocturno, así se toman los conductores de las carrerales ilegales que protagonizan las noches de la capital del país. La Guardia Civil de Tráfico está investigando una serie de vídeos difundidos en redes sociales donde los conductores alcanzan la velocidad de 300 kilómetros por hora en varios tramos de la M-50, en Madrid. El reto no es llegar el primero, si no alcanzar la máxima velocidad posible tras programar el sistema electrónico del coche que les permite modificar el software y reproducir a los coches deportivos de la Fórmula 1.

De 6 meses a 1 año de prisión

Una de esas útlimas carreras ilegales ha tenido lugar en Madrid, en varios tramos localizados de la M-50. Los agentes ya investigan y analizan los vídeos subidos a las redes sociales por los propios conductores de los vehículos para intentar identificarlos y detenerlos lo antes posible.

Uno de esos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, Fernando García, ha estado en 'Trece Al Día' y ha explicado las consecuencias penales a las que se podrían enfrentar estos conductores. "Los delitos serían de 6 meses a 1 año de prisión. Estamos hablamos de tres delitos, sumando el de la duplicidad de las matrículas", asegura el agente.

En este programa, también hemos preguntado a algunos conductores que transitan habitualmente algunos de los tramos de la M-50 y les hemos mostrado las imágenes de esta carrera ilegal. "Una irresponsabilidad, tontería innata o ganas de no coger el coche", han sido algunas de las observaciones que han mostrado tras visualizar las imágenes. En este sentido, Fernando García asegura que "hay que darle cierta publicidad a los vídeos para que la gente que circula por ahí pueda evitar encontrarse a las 3 o 4 de la mañana una carrera ilegal y le pueda suponer un siniestro grave", explica el agente.

Las redes sociales, su medio de difusión

Los promotores de las carreras ilegales se organizan a través de los grupos de WhatsaApp y, posteriormente, suben los vídeos a las redes sociales. "Llevan un dispositivo más amplio para avisarse unos a otros por si hay patrullas de la Guardia Civil cerca. Estas carreras duran uno 15 minutos, por lo que tienes que tener presencia para lograr parar estos actos o si no, tirar de los vídeos para detectarlos", considera Fernando García.

Además, los participantes de estos eventos ilegales también tienen en cuenta los puntos de las carreteras donde no hay radares, algo que complica la investigación de los agentes de tráfico a la hora de tratar de desvelar su identidad. "Lo intentan poner más complicado, aunque siempre hay una vía para localizar la imagen, aunque ellos mismos lo compliquen. Lamentablemente, en algunos sitios, estas carreras son más comunes porque la gente ya conoce los puntos y esto hace que se fomenten más rápido", concluye el agente.

Sistemas de conducción trucados

Los coches que se pueden apreciar en cualquier imagen de una carrera ilegal, llevan un medidor de redimientoDragy GPS, un dispositivo diseñado para controlar con precisión la velocidad y el rendimiento de su vehículo para saber quién corre más. Los conductores utilizan la tecnología GPS y el dispositivo les proporciona datos en tiempo real que les permiten controlar y mejorar las capacidades del coche.

Cuando los agentes llegan a identificar e interceptan a su vez los vehículos, los ponen a "disposición de una estación de ITV para que se miren todas las modificaciones, desde el sistema de frenado al de suspensión", asegura el agente García.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado






Radio en directo COPE
  • item no encontrado

TR3CE En directo