Santoral

San Luis Bertrán

Misionero infatigable, nació en Valencia en 1526 en una familia noble y religiosa. Poco antes de adquirir la mayoría de edad intenta ingresar en los dominicos

Cuando Santa Juan de Aza tuvo la visión premonitoria de lo que sería su hijo Santo Domingo, ya fue avisada que la luz de la Fe que llevaba el perro en la boca significaba ese gran carisma que extendería la Fe por todo el mundo. Un hecho profético que hoy se cumple en San Luis Bertrán que celebramos hoy. Nacido en Valencia en 1526 en una familia noble y religiosa, poco antes de adquirir la mayoría de edad intenta ingresar en los dominicos.

Al oponerse su padre asiste de incógnito a las charlas formativas. Una vez dentro, es ordenado sacerdote y ante una peste que asoló la zona tuvo que irse a otro Convento. Ya corría la fama de que el formador de novicios era alguien ejemplar y testimonial. Gran observador del carisma y la norma de Santo Domingo de Guzmán encuentra que debe ir a misiones a predicar también allí por lo que se embarca a Colombia.

El santoral de hoy, jueves 8 de octubre

Su personalidad arrolladora en la Fe es algo que cala en el corazón de los indígenas por los que trabaja para que reciban la paz del Señor. Durante siete años es un misionero infatigable por aquellas zonas vastas y extensas. Todos reparan también allí en su carácter bondadoso, siendo un aliciente para todos. No faltaron peligros y dificultades en su propia salud, además de otras realidades de las que salió más fortalecido.

Fue una voz profética que clamó contra toda opresión hacia los pobres en esas tierras. Asesorado por su hermano en la Orden Fray Bartolomé de las Casas, retorna a España. Todo este periodo discurrirá entre la ayuda en la formación de los novicios siendo formador. También imparte charlas y ejercerá de superior en el Convento de San Onofre de Museros hasta que realiza ese mismo cometido en Valencia. Hombre que tuvo trato con Santa Teresa de Jesús y San Juan de Ribera muere en 1581.