Boletín

SANTORAL 14 MAYO

El discípulo de Jesús que pasó a ser apóstol por sorteo

Tocaba escoger un sustituto para Judas Iscariote, el traidor. Había dos candidatos: José y Matías. El que saliera elegido, sería uno de los Doce

ctv-rea-matias
Jesús Luis Sacristán

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14 may 2019

Hay situaciones y personas que se hacen insustituibles. Sobre todo, cuando una persona se desvía del camino, porque, ya recuerda la Sagrada Escritura, que mucho le cuesta la Señor la muerte de sus fieles. Pero muchas veces se ha de cumplir el Plan Divino, que no busca otra cosa que guiar al ser humano hacia la vida. 

Y el plan de Dios tenía en su momento agregar un sustituto de Judas Iscariote. Y es el Santo de este día. Hoy celebramos al apóstol San Matías. Los Hechos de los Apóstoles afirman que acompañó al Salvador, desde el Bautismo hasta la Ascensión. Cuando San Pedro decidió proceder a la elección de un nuevo Apóstol para reemplazar a Judas, los candidatos fueron José, llamado Barsabas y Matías. 

Lo echaron suertes, después de pedir iluminación al Espíritu Santo, y le tocó a Matías. Así quedó asociado a los once apóstoles.Finalmente, la elección cayó sobre Matías, quien pasó a formar parte del grupo de los Doce. El Espíritu Santo descendió sobre él en Pentecostés y Matías se entregó a su misión. Clemente de Alejandría afirma que se distinguió por la insistencia con que predicaba la necesidad de mortificar la carne para dominar la sensualidad. Esta lección la había aprendido del mismo Jesucristo.

Según la tradición, predicó primero en Judea y luego en otros países. Los griegos sostienen que evangelizó la Capadocia y las costas del Mar Caspio, que sufrió persecuciones de parte de los pueblos bárbaros donde misionó y obtuvo finalmente la corona del martirio en Cólquida. Su cuerpo estuvo mucho tiempo en Jerusalén y que Santa Elena lo trasladó a Roma.

Lo más