El sacrificio heroico de un batallón por un Papa

Un 6 de mayo de hace 491 años la Guardia Suiza luchó hasta la muerte para salvar la vida del Papa ¿Conoces la historia del ejército del Papa?

La Guardia Suiza con el Papa Francisco. EFE

La Guardia Suiza con el Papa Francisco. EFE

  • item no encontrado

Corresponsal de COPE en El Vaticano

Corresponsal en El Vaticano

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:29

Cada 6 de mayo desde el año 1527 tiene lugar en Roma la ceremonia de juramento de los nuevos reclutas de la Guardia Suiza Pontificia, el ejército profesional más pequeño del mundo. Tan sólo 110 hombres encargados de custodiar al Papa en el Vaticano y en sus desplazamientos.

Una tradición centenaria exige que tengan la nacionalidad suiza, que sean solteros (aunque pueden casarse durante el tiempo de estancia en Roma si tienen 25 años y han servido durante tres años). Además, han de profesar la fe católica, deben tener una preparación física envidiable y una formación puntera en múltiples técnicas de defensa. Actualmente cada guardia suizo oculta en su uniforme un pulverizador de gas lacrimógeno y a partir del grado de sargento, una pistola y dos modernas granadas. La duración mínima del servicio en la Guardia Suiza es de 25 meses.

Su leyenda comenzó durante el conocido como “Saqueo de Roma”. Un grupo de soldados mercenarios suizos que protegía al Papa Clemente VII protagonizó una defensa heroica del Pontífice en la escalinata de la Basílica de San Pedro. Cuando comenzó el ataque final y el ejército de Carlos V entraba en la Basílica arrasando todo a su paso, Clemente VII se encontraba rezando en su capilla y apenas tuvo tiempo de ser evacuado. Conocidos por su bravura y fuerza, los suizos tuvieron que formar un círculo de defensa alrededor del Papa, lo que le permitió huir hasta el Castillo de SantÁngelo. Esta fortaleza se encontraba conectada con el Vaticano desde 1277 por un corredor fortificado, llamado Passetto de unos 800 metros de longitud. Sobra decir que en aquella defensa perecieron casi todos (147 de los 189 guardias) y a partir de aquella hazaña se fraguó su historia.

Siempre ha sorprendido la heroicidad de estos soldados, que en ese momento se trataba de mercenarios, por lo que su reacción más lógica hubiera sido salvar su vida. Eran muy cotizados por su envergadura física y su fiereza en el combate, por lo que los reinos europeos estaban dispuestos a pagar lo que fuera con tal de tenerles a su servicio. Les preocupaba muy poco a quien servían, con tal de que se les pagara bien.

Ejercían como guardia papal desde 1506. El Papa, Julio II instauró oficialmente la Guardia Suiza en el 21 de enero de 1506 como cuerpo militar encargado de la seguridad de la Ciudad del Vaticano.

El Saqueo de Roma es recordado en la ciudad como uno de los peores de su historia. El ejército de Carlos I y de sus aliados arrasó Roma, destruyó monumentos y obras de arte durante días. El horror, los saqueos, robos y muertes se adueñó de las calles. La abundancia de soldados luteranos entre el ejército, dio un significado anticatólico al saqueo y se produjeron numerosos sacrilegios en las iglesias.

Clemente VII permaneció un mes recluido en el castillo de Sant Ángelo junto a otras 3.000 personas que acudieron a refugiarse, protegidos por los pocos suizos supervivientes y cuatro compañías de españoles y alemanes católicos que se brindaron a protegerlo.

Etiquetas

Lo más