Ricardo Blázquez, a COPE al finalizar la cumbre: “El encuentro nos deja conmovidos”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española ha valorado el encuentro como “intenso” y remarca no hacer “ninguna reserva en relación a los abusos"

Tiempo de lectura: 2’

El cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, ha atendido a los micrófonos de la Cadena COPE al terminar estas tres jornadas que han marcado la Cumbre de Protección al Menor. Para Blázquez, ha sido un encuentro “sin precedentes” y “extraordinario”. “Todos hemos quedado conmovidos por por los conocimientos y los testimonios que hemos escuchado”, asegura Blázquez que, añade, “todos los que han intervenido lo han hecho sin reservas y eso es importante” en relación a las 9 ponencias.

Ricardo Blázquez ha señalado que “no hay que hacer ninguna reserva en relación a los abusos con menores” y subraya las consignas que más se han escuchado estas jornadas: “no al abuso” y “no a los encubrimientos”. También rechaza el cardenal las “soluciones transitorias”, así como a “los encubridores”, y mantiene que hay que tener “total transparencia” y una “defensa inequívoca de los menores y las familias”. Asegura también que los abusos son “un problema de la Iglesia y de toda la humanidad”. “Todos estamos implicados”.

El Papa ha dictado en el discurso de cierre de la cumbre ocho directrices para erradicar esta lacra, entre las que se encuentran priorizar a las víctimas en todos los sentidos y realizar una "seriedad impecable" en la gestión de los casos, llevando a los culpables ante la Justicia.

Posteriormente, durante el ángelus y asomado al balcón de su estudio privado en la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Papa ha reconocido que el problema de los abusos sexuales a menores por parte del clero ha suscitado "desde hace tiempo" un gran "escándalo" en la Iglesia y en la opinión pública porque ha causado "dramáticos sufrimientos" a las víctimas, pero también por la "injustificable cobertura de los culpables" por parte de los responsables eclesiásticos. Sobre la intervención del Pontífice, Blázquez la ha calificado de “impresionante” y subraya que les ha “ampliado la mirada sobre todos los tipos de abusos de los que pueden ser víctima los niños".

Religión