Aurelio García Macías, nuevo subsecretario de la Congregación para el Culto Divino tras ser ordenado obispo

La ceremonia, presidida por el cardenal Blázquez, contó con la presencia del nuncio apostólico, Bernardito Auza, y el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, Arthur Roche

Tiempo de lectura: 2’

Después de su nombramiento como nuevo subsecretario de la Congregación para el Culto Divino el pasado 27 de mayo por el Papa Francisco -institución de la que hasta ahora era Jefe de Oficina-, Aurelio García Macías ha recibido el pasado domingo, 11 de julio, la ordenación episcopal en la catedral de Valladolid.

Aurelio García Macías Aurelio García Macías nació en Pollos (Valladolid) en 1965. Desde 2010 tiene su residencia habitual en Roma, donde ha trabaja al servicio de la Curia romana en la Congregación para el Culto Divino.



La Misa fue presidida presidida por el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid. Además, la ceremonia contó con la presencia del nuncio apostólico, Bernardito Auza, el Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, Arthur Roche, y alrededor de 40 obispos procedentes de Roma, Portugal y España. Además, a la ceremonia acudieron aproximadamente 200 sacerdotes y el Patriarca ortodoxo Kyrilos Katrelos, aunque este último no concelebró durante el acto litúrgico al no estar unido a Roma.

La Misa ha incluido el nombramiento en que se han entregado los elementos propios del obispo: la Biblia, el anillo, la Mitra y el Báculo. Este último fue un regalo de parte de las comunidades parroquiales de Santiago y Santísimo Salvador, que quisieron tener ese detalle con el que fuera anteriormente su párroco.

La homilía del cardenal Blázquez, una llamada a ser pastor

Durante su homilía, el cardenal Blázquez ha recordado al nuevo obispo su misión de pastor: "Has sido elegido por Dios, has sido llamado por Jesucristo porque te llevaba en el corazón, para que estuvieras con Él y para enviarte a predicar y a curar. Hoy te marca con el sello de su Espíritu Santo. Su envío te hace portador de una misión con la autoridad del Señor".



Blázquez ha destacado de García Macías su "larga experiencia pastoral como párroco y formador de presbíteros, una preparación académica seria y profunda". Del mismo modo, el arzobispo de Valladolid ha instado a su nuevo hermano en el episcopado a ser paciente y preciso en todas sus acciones: "Ambas encomiendas no son divergentes; estamos seguros de que tu personalidad las concertará estrechamente".

Al término de la Misa, el nuevo obispo ha impartido su primera bendición como obispo a los fieles que se encontraban congregados. Antes de ese momento, Mons. García ha querido detenerse un breve momento para agradecer todo lo que ha recibido a lo largo de su vida.

Religión