El Papa pide seguir rezando por la paz: "A la Virgen María le confío las lágrimas del pueblo ucraniano"

Francisco también tuvo palabras de consuelo por las familias de las víctimas de la explosión que tuvo lugar este sábado en el Hotel Saratoga en La Habana

Tiempo de lectura: 2’

El Papa Francisco ha presidido este domingo la oración mariana del Regina Caeli con los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro y ha pedido, una vez más, rezar por la paz para todos los pueblos, especialmente por el ucraniano, por el que ha invitado a rezar cada día el rosario.

“Espiritualmente arrodillado ante la Virgen, le encomiendo el ardiente deseo de paz de tantos pueblos que en diversas partes del mundo sufren la insensata tragedia de la guerra. A la Santísima Virgen le confío en particular los sufrimientos y las lágrimas del pueblo ucraniano. Ante la locura de la guerra, por favor continúen rezando el Rosario por la paz todos los días. Y oremos por los líderes de las naciones, para que no pierdan el olfato del pueblo que quiere la paz y sabe muy bien que las arman no la llevan”, dijo el Papa Francisco en los saludos del Regina Caeli.






El mensaje de consuelo para las víctimas de la explosión en La Habana

El Pontífice también tuvo palabras de consuelo por las víctimas de la explosión que tuvo lugar en el Hotel Saratoga en La Habana: “Que Cristo Resucitado los guíe a la casa del Padre y dé consuelo a sus familias”.

Francisco recordó además la beatificación de María Agostina Rivas López, conocida como Aguchita, religiosa de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, asesinada por odio a la fe en 1990: “Esta heroica misionera, aún sabiendo arriesgando su vida, se mantuvo siempre cerca de los pobres, especialmente de las mujeres indígenas y campesinas, dando testimonio del Evangelio de justicia y paz. Que su ejemplo suscite en todo el deseo de servir a Cristo con fidelidad y valentía”.

También tuvo palabras para la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones que se celebra este domingo: “En todos los continentes, las comunidades cristianas invocan al Señor el don de las vocaciones al sacerdocio, a la vida consagrada, a la Misión y al matrimonio. Este es el día en que todos nos sentimos llamados a seguir a Jesús, a decirle sí, a imitarlo, para descubrir la alegría de dar vida, de servir al Evangelio con alegría y entusiasmo”.

ctv-car-papa

El recuerdo del Papa para todas las madres

Este domingo, además, en muchos países, se celebra el Día de la Madre y el Papa quiso recordarlas con cariño: “Un aplauso a las madres, incluso a las que ya no están aquí abajo, pero viven en nuestros corazones. Para todas las madres es nuestra oración y nuestro deseo”.

Religión