La Hermandad de los Siete Dolores, protagonista en 'Peregrinación de Semana Santa en Madrid' de TRECE

La cadena de televisión visita cada día un templo de la capital de España donde se custodia un paso de particular significado, para hablar con sus cofrades y los fieles

Tiempo de lectura: 2’

TRECE acude este Jueves Santo como siempre a su cita con los espectadores y les acompaña en su ‘Peregrinación de Semana Santa en Madrid’. Una peregrinación donde la cadena de televisión visita cada día un templo de la capital de España donde se custodia un paso de particular significado, para hablar con sus cofrades y con los fieles, descubrir los tesoros, recuerdos y devoción que encierran, y elevar a todos los hogares de España unos instantes de oración.

De esta manera, TRECE contribuye a que la Semana Santa de 2021 se siga viviendo de manera intensa pese a los efectos de la covid-19. Las cofradías y hermandades no pueden hacer estación de penitencia para evitar la propagación del virus, por lo que son los fieles quienes peregrinan hasta los templos para orar y venerar a sus imágenes.

La estación de este Jueves Santo tiene lugar en la parroquia Santa Cruz, en la céntrica calle Atocha de la capital de España que acoge a la Hermandad de Siete Dolores, que un año normal haría estación de penitencia el Viernes Santo.

La Hermandad de Los Siete Dolores es una de las hermandades más antiguas de la Semana Santa de Madrid. Una cofradía que cumple en este 2021 430 años de vida, si bien es cierto que a lo largo de su historia ha sufrido altibajos. Uno de los peores momentos fue la Guerra Civil Española, cuando perdió todas sus imágenes titulares.

Tras aquella desdicha, en 1940 la Hermandad adquirió la Virgen que cada Viernes Santo luce por las calles de Madrid gracias a sus veinte anderos. La imagen es obra del escultor Faustino Sanz Herranz. El Cristo de la Agonía, que también hacía estación de penitencia, se perdió durante la contienda que tuvo lugar en España de 1936 a 1939. Pero los inicios de la Hermandad se remontan a finales del siglo XVI, cuando Felipe el Hermoso trajo esta advocación desde Flandes.

Religión