La Universidad de Comillas reclama a las administraciones medidas "inmediatas" para los vecinos de Cañada Real

La institución académica ha recordado que se están vulnerando los derechos básicos de sus habitantes

Tiempo de lectura: 2’

La Universidad Pontificia de Comillas ha denunciado a través de un comunicado la grave situación que viven los vecinos de los sectores 5 y 6 de la Cañada Real de Madrid. La institución ha recordado que se están vulnerando los derechos básicos de sus habitantes, por lo que reclama una reacción urgente y eficaz.

De esta manea la Universidad Pontificia de Comillas, a través del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones; el Instituto Universitario de la Familia; la Cátedra Santander de los Derechos del Niño, y la Clínica Jurídica ICADE, ha emitido un comunicado en el que muestra su preocupación por las condiciones en las que viven cientos de familias y niños. En él pone de manifiesto lo que considera una situación de “grave vulneración de derechos como la que están sufriendo los habitantes de la Cañada Real, que debe recibir respuestas inmediatas y estables”.

En él se describe la situación actual en la Cañada, así como los graves problemas de exclusión social. “La vulneración de derechos básicos (derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo, el derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud, el derecho a una vivienda digna…) es un problema estructural que se ha extendido durante décadas”, y destaca que múltiples instancias nacionales e internacionales han pedido una solución inmediata.

El comunicado pide a las administraciones públicas que se alineen “en la construcción de soluciones que pongan a las personas y su dignidad en el centro. También solicita a las empresas que se superen “las importantes limitaciones técnicas que se dan, y garantizando la seguridad de todos, contribuyan también a solventar esta inadmisible situación”, y a la sociedad civil, con sus diversas y plurales organizaciones e instituciones, que no permanezca “ajena a la atención a este grave problema”.

El comunicado añade que “la situación de emergencia exige una reacción inmediata, estable y eficaz, que tenga en su horizonte los ODS con el propósito de no dejar a nadie atrás”.

Religión