Los mensajes de cariño al Padre Maire, asesinado en Francia este lunes: "Apreciaba su escucha atenta"

Según algunos medios franceses, el presunto autor del asesinato había ingresado en un psiquiátrico por su deseo de atacar a la comunidad a la que pertenecía el sacerdote

Tiempo de lectura: 2’

“Llevaba en su rostro la generosidad y el amor por los demás”. Con estas palabras el presidente de Francia, Emmanuel Macron, homenajeaba al Padre Olivier Maire, asesinado este lunes, 9 de agosto, en Saint-Laurent-sur-Sèvre, un municipio al oeste del país, presuntamente a manos de Emmanuel Abayisenga, un varón de cuarenta años de origen ruandés, sospechoso también de provocar el incendio en la Catedral de Nantes en julio de 2020.



El sacerdote francés era muy querido en la Iglesia, especialmente como impulsor de retiros espirituales. Uno de los participantes en uno de los retiros, alabó la figura del religioso: “Aprecié su disponibilidad, su escucha atenta a las sugerencias, y también la libertad con la que expresa sus deseos en distintas áreas. Cada Eucaristía fue un momento intenso de oración y acción de gracias”, manifestaba.

Otra persona que le conoció recuerda “la semana de calma y renovación gracias a la belleza del lugar, la calidad de los momentos de oración, la profundidad y sencillez de Olivier Maire”.



Nacido en 1961 en la localidad de Besançon (en el este de Francia), el Padre Maire fue ordenado sacerdote en 1990. Fue el primer superior provincial de los Misioneros Monfortianos, una congregación religiosa fundada por San Luis María Grignion de Montfort, pueblo donde fue sepultado el fundador y donde el Papa San Juan Pablo II predicó en 1996.

A lo largo de sus años como ministro del Señor, el Padre Olivier Maire ofició Misas importantes, una de las últimas el pasado 11 de octubre, con motivo de los 300 años de la llegada de la Beata Marie Louise de Jesús a Saint-Laurent-sur-Sèvre. Junto con Monfort, ella fundó a las Hijas de la Sabiduría, una congregación religiosa femenina.

Los problemas mentales que arrestaba el asesino del sacerdote

Emmanuel Abayisenga fue el hombre que acabó con la vida del Padre Maire este lunes por la mañana. De origen ruandés, ya ha confesado ser el responsable de su muerte. Tan solo un año antes, estuvo involucrado en el incendio de la Catedral de Nantes ocurrida el pasado verano, y que motivó su ingreso en prisión hasta el 31 de mayo.

Según ha publicado el diario ‘La Croix’, Abayisenga, había hospitalizado el pasado mes de julio en una unidad psiquiátrica por periodo de un mes tras haber manifestado su intención de atacar a la comunidad monfortiana, donde se encontraba por orden de la justicia. A día de hoy, la Justicia Francesa cree que el móvil de este ataque no tiene fines terroristas.

Religión