Saludo del Nuncio en la apertura de la Semana Social de España

Tiempo de lectura: 5’

Saludo de apertura del Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico en la XLIII Semana Social de España, que con el título «La regeneración de la vida pública. Una llamada al bien común y a la participación» se celebra en Sevilla del 25–27 de noviembre de 2021.

Excelentísimo Señor Arzobispo de Sevilla,

Excelentísimo Señor Alcalde de Sevilla,

Excelencias, Señoras y Señores:

Antes de dar lectura al Mensaje que el Santo Padre ha querido enviar a la presente XLIII edición de la Semana Social de España, expreso mi sentido agradecimiento por la invitación que me ha presentado, como representante de Su Santidad el Papa Francisco en España.

Saludo particularmente al Señor Arzobispo de Sevilla, S.E. Mons. José Ángel Saiz Meneses, y al Excelentísimo Alcalde de Sevilla, Señor Juan Espadas Cejas, que nos acogen en esta capital hispalense. Como filipino y católico, siento un lazo umbilical con esta ciudad. El 10 de agosto de 1519, Don Fernando de Magallanes y sus hombres de la Armada de Molucas, con sus cinco galeones, partieron desde Sevilla. El 16 de marzo de 1521, la Expedición se encontró en las islas Filipinas llevando e introduciendo la fe cristiana en las islas. Desde hace ya quinientos años, la fe cristiana permanece como la herencia más importante que España dejó en mi pueblo. Y, para los amantes de la historia, la Expedición constituye todo un hito, porqué, desde Sevilla y de vuelta a la misma Ciudad hispalense, resultará la primera vuelta al mundo, cuando tres años después, el 8 de septiembre de 1522, Elcano y los otros 17 supervivientes, ya moribundos y exhaustos, volvieron a Sevilla, donde todo había comenzado.

Ahora que en España hay un filipino como Legado del Romano Pontífice, puede decirse pues que, como en el caso de la Expedición de Magallanes y Elcano, ¡la fe también ha dado la vuelta al mundo!

Con la acción de Fernando de Magallanes y Sebastián Elcano, se unifica el Globo. Las Expediciones de Magallanes y de los otros navegadores del Siglo de Oro fueron viajes generadores de encuentros de pueblos y culturas y, no obstante los desencuentros y los choques, fueron generadores de nuevas culturas, de nuevas identidades, de nuevos conocimientos: los inicios de una verdadera globalización. Inmensas partes del mundo, entre sí desconocidas, entraron en contacto y se pusieron en comunicación. El encuentro de mundos empezó a dar frutos. La globalización no es de hoy.

Se podría decir que fueron generadores de una nueva llamada al bien común de todos los pueblos y a la participación a la vida de un nuevo mundo.

Este pensamiento nos introduce al tema central de esta XLIII Semana Social en España: «La regeneración de la vida pública. Una llamada al bien común y a la participación».

Los discípulos de Cristo tienen por vocación la participación activa en la vida pública, porqué es parte integrante de su propia fe servir el bien común. La Iglesia católica tiene un rico tesoro en su doctrinal social, que nos insta a poner en práctica nuestra fe con gestos concretos en todos los ámbitos de la vida pública. Tanto como individuos y como sociedad, nuestra fe no nos deja indiferentes, puesto que la respuesta a la falta de bien común, y la solución a situaciones de pobreza, de injusticia y de explotación no es sólo la denuncia sino, sobre todo, la promoción activa del bien.

Las líneas guías que nuestro Santo Padre el Papa Francisco no se cansa de recordarnos, como el caminar juntos o una Iglesia en salida, son expresiones de nuestra vocación a contribuir incesantemente, enriquecer generosamente, y regenerar constantemente la vida pública a favor del bien común. La solidaridad, la participación y la responsabilidad compartida son principios fundamentales en la creación y promoción del bien común. El bien, no puede ser ni público ni común, si no sirve a toda la sociedad, si no sirve a la persona humana, que es la cumbre de la creación y el centro del orden social, económico y político. En efecto, la solidaridad “constituye uno de los principios básicos de la concepción cristiana de la organización social y política” (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, n.580).

“La regeneración de la vida pública” es pues la tarea, difícil pero necesaria, que la Iglesia nos confía desde siempre, pero en particular en nuestro tiempo, en el cual las incertidumbres y la precariedad marcan la existencia de tantas personas y comunidades, agravadas últimamente por la pandemia, interpelándonos más que nunca. En este sentido, me congratula pensar que, en la promoción de estas Semanas, la Conferencia Episcopal Española, como refleja en sus vigentes Orientaciones Pastorales 2021–2025, invocando la ayuda de la Fundación Pablo VI, desea “Impulsar la difusión y formación de la Doctrina Social de la Iglesia para concienciar en la dimensión social de la fe y la caridad política”, como medio de participación de los cristianos en la vida pública y medio de la nueva evangelización para “hacer vida la dimensión social del kerygma”.

En nombre del Santo Padre, os agradezco profundamente por haber escogido este tema como eje central de vuestras reflexiones. Agradezco, en particular, al doctor Jesús Avezuela Cárcel, Presidente de las Semanas Sociales de España y Director General de la Fundación Pontificia Pablo VI; a S.E. Mons. Abilio Martínez Varea, Obispo de Osma–Soria y Consiliario de las Semanas Sociales de España, y a todo el equipo que trabajan en la preparación y organización de esta XLIII edición de la Semana Social de España. Les expreso a todos mis mejores deseos de éxito y mis oraciones con el deseo de que las reflexiones generadas en esta edición de la Semana Social den sus frutos, regenerando la vida pública y enriqueciendo el bien común.

Doy lectura a continuación del Mensaje que el Eminentísimo Secretario de Estado, el Cardenal Pietro Parolin, os dirige en nombre del Santo Padre:

“EXCELENTÍSIMO MONS. ABILIO MARTÍNEZ VAREA

OBISPO DE OSMA–SORIA

CONSILIARIO DE SEMANAS SOCIALES

SU SANTIDAD SALUDA CORDIALMENTE A VUESTRA EXCELENCIA, ASÍ COMO A LOS ORGANIZADORES Y PARTICIPANTES DE LA XLIII SEMANA SOCIAL DE ESPAÑA QUE, BAJO EL LEMA: “LA REGENERACIÓN DE LA VIDA PÚBLICA. UNA LLAMADA AL BIEN COMÚN Y A LA PARTICIPACIÓN”, SE CELEBRARÁ EN SEVILLA DEL 25 AL 27 DE NOVIEMBRE PRÓXIMOS.

EL SANTO PADRE LOS ANIMA A REFLEXIONAR SOBRE PROCESOS SOCIALES QUE GENEREN FRATERNIDAD Y JUSTICIA PARA TODOS. AVANZANDO HACIA UN ORDEN SOCIAL Y POLÍTICO CUYA ALMA SEA LA BÚSQUEDA DEL BIEN COMÚN. ES ÉSTA LA AUTÉNTICA REGENERACIÓN DE LA POLÍTICA Y LA VIDA PÚBLICA, RESPONDER A SU MÁS ALTA VOCACIÓN, LA DE SER UNA DE LAS FORMAS MÁS PRECIOSAS DE LA CARIDAD.

CON ESTOS SENTIMIENTOS, EL PAPA FRANCISCO, A LA VEZ QUE SUPLICA QUE RECEN POR ÉL Y POR SU SERVICIO A LA IGLESIA, CONFIANDO SUS TRABAJOS A LA MATERNAL PROTECCIÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA, IMPARTE DE COMPLACIDO LA IMPLORADA BENDICIÓN APOSTÓLICA, COMO PRENDA DE COPIOSOS DONES CELESTIALES.

CARDENAL PIETRO PAROLIN

SECRETARIO DE ESTADO”

¡Que Dios os bendiga a todos!

(Conferencia Episcopal Española)


Escucha en directo COPE, la radio de los comunicadores mejor valorados. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de COPE para iOS( iPhone) y Android. La aplicación de COPE es el mejor canal para escuchar la radio en directo, pero es también un completo medio de información digital que cuenta las noticias cuando se están produciendo, que te alerta de lo que sucede mediante notificaciones en tu móvil.


Fuente
Religión