Manos Unidas anuncia el proyecto 'Operación Bocata' de Salamanca para la recuperación de niños desnutridos

Este año se realiza el 25 de febrero en un formato online, sin embargo, la vertiente solidaria y el sentido del gesto se mantienen plenamente vigentes

Tiempo de lectura: 3’

Manos Unidas convoca de nuevo su tradicional 'Operación Bocata'. "No nos rendimos, no podemos rehuir nuestro compromiso con los más pobres", han subrayado. Este año se trata, lógicamente, de una convocatoria en un formato distinto. Saben lo importante que es la dimensión social de esta actividad, con tanto arraigo y tanta acogida en la sociedad salmantina desde hace ya muchos años. Sin embargo, la vertiente solidaria y el sentido del gesto se mantienen plenamente vigentes, y aun con más ímpetu e intensidad en la coyuntura adversa que atravesamos todos.

Por todo ello, proponen a los salmantinos que participen de nuevo del Bocata, con dos pretensiones. Por un lado, recordar a los hambrientos del mundo y sintonizar con ellos. No se puede perder la mirada del sur más desfavorecido, aun más en pandemia. Y, también, aportar un donativo, si es posible, y el que sea (el del coste habitual del Bocata u otro) para la financiación de los Proyectos de Desarrollo, en particular de uno previsto en Burkina Faso de recuperación de niños desnutridos.

ctv-zcy-1600426296405

Proponen comer este Bocata, preparado por cada uno, en su ambiente privado, en la comida del jueves 25 de febrero, para que telepáticamente todos se unan en el compromiso con los más necesitados y empujen al unísono el mundo un poquito a mejor. "Más que nunca, hay que conservar las buenas costumbres, contra viento y marea", ha remarcado la organización de Salamanca.

A la espera de que el próximo año se pueda volver a celebrarlo como siempre, compartido, en los Campus Universitarios, y en centros educativos, empresas e instituciones participantes, este año contará con el formato online.

Por útlimo, agradecen a todos los que han participado en ediciones anteriores y lo quieran hacer también en esta, y especialmente, a proveedores y empresas colaboradoras, al Colegio Trinitarios, y a tantos voluntarios que les regalan su tiempo y su entusiasmo desinteresadamente para poder llevarlo a cabo cada año: "Os seguimos necesitando, os esperamos de nuevo el próximo año", han concluido.

ctv-ket-captura

El proyecto de 'Operación Bocata' Salamanca para Burkina Faso 2021: la recuperación de niños desnutridos

La población de Lô-Tiébelé está situada en la región centro-sur de Burkina Faso (al sur de Mali). Su población, dedicada fundamentalmente a la agricultura de subsistencia, vive en unas condiciones muy precarias: suelos áridos y secos, ausencia de medios y desconocimiento de técnicas adecuadas de agricultura y ganadería eficientes, junto al casi nulo desarrollo de la industria son los factores que les condicionan. Aunque un 97% de la población se dedica a la agricultura, ésta sólo supone el 37% del PIB. Un 66% de la población vive en condiciones de pobreza extrema.

Su estado de salud está también marcado por factores sociosanitarios. El bajo poder adquisitivo, particularmente de las mujeres, limita su alimentación y fragiliza la salud de los niños. Manos Unidas ya colaboró en la construcción de un Centro de Salud y Promoción Social, para el tratamiento de niños desnutridos y formación de sus madres en conocimientos de salud e higiene. Para ello, las madres deben acompañar a sus hijos de forma continua, tanto si son internos como si reciben atención ambulatoria.

La precaria situación de acogida a estas mujeres las ha llevado a solicitar a Manos Unidas este proyecto mediante el cual se construirá una residencia en la que puedan alojarse en condiciones adecuadas y en la que además puedan disponer de una cocina para que preparen sus comidas y las de sus hijos. Este proyecto incidirá también en su formación: sensibilizará y formará a las mujeres sobre las causas de las enfermedades y de la malnutrición, sobre cómo llevar a cabo una alimentación adecuada y sobre las condiciones higiénicas requeridas.

Manos Unidas aportará el 84% de su importe. El aporte local será el 16% restante, consistente en el equipamiento del centro. Los beneficiarios directos serán los 200 niños y sus madres, e indirectamente los 2.000 que constituyen sus familias.

Religión