Los obispos de España y Portugal subrayan juntos los retos de la comunicación para la JMJ 2023

Las comisiones episcopales para la comunicación de los dos países han tenido su encuentro ibérico anual entre los días 7 y 9 de junio en Lisboa

Tiempo de lectura: 3’

Las comisiones episcopales para la comunicación de Portugal y España han tenido su encuentro ibérico anual entre los días 7 y 9 de junio en Lisboa.

La celebración aquí de la próxima Jornada Mundial de la Juventud en 2023 ha motivado la reflexión de los obispos presentes, sobre los desafíos que un encuentro del Papa con los jóvenes de todo el mundo provoca en la Iglesia y en la sociedad, donde la comunicación tiene un papel fundamental.



El impacto de la pandemia de la covid-19

El encuentro partió de la reflexión ofrecida por el presidente de la Fundación Lisboa JMJ 2023, Mons. Americo Aguiar, y la intervención de Marieta de Jaureguizar, responsable de Prensa en la JMJ de Madrid 2011.

Los obispos de ambas comisiones han compartido unas reflexiones sobre las Jornadas Mundiales de la Juventud. En primer lugar, la pandemia de la covid-19 tiene y sigue teniendo un gran impacto en la organización de cualquier evento. La constante evolución de las herramientas digitales, que son el ambiente de comunicación de los jóvenes hoy, están en constante evolución.



El encuentro con el Papa, oportunidad singular para descubrir hoy a Cristo vivo

La dimensión global de la Jornada Mundial de la Juventud trasciende las fronteras de la diócesis de acogida e implica a todo el país y a la Iglesia en el mundo. El trabajo de profesionales y voluntarios especialmente motivados se prolonga durante un largo periodo de tiempo por lo que se hace necesario una buena motivación, trabajo en equipo y espíritu de verdadera unión.

Por último, el espíritu de servicio a la Iglesia y la conciencia de ser enviados a una misión impulsa una auténtica participación de todos. A partir de estas reflexiones, señalan que el encuentro del Papa con jóvenes de todo el mundo es una oportunidad singular para descubrir hoy a Cristo vivo, la acogida de la Iglesia y el valor del encuentro personal con otros jóvenes.

ctv-de3-lisboa

El papel fundamental de la comunicación

La JMJ tiene la capacidad extraordinaria de unir sensibilidades distintas, y las más diversas instituciones y organizaciones de un pais en un gran proyecto capaz de generar esperanza y transformar a las personas y el lugar que habitan. La Iglesia tiene como misión llevar el Evangelio a todos los hombres y la realización de la JMJ motiva a los jóvenes a ser los protagonistas del anuncio de la buena noticia a otros jóvenes.

En estos eventos, la comunicación tiene un papel fundamental ya que permite difundir los mensajes propuestos por el Papa, fomentar el encuentro entre los jóvenes de todo el mundo y facilitar el trabajo interno de los diversos equipos que participan en la organización. La reciente experiencia de la vida en la Iglesia hace pensar que la dimensión digital tendrá un papel central en la celebración de la Jornada, creando nuevas posibilidades de peregrinación y participación.



Seguir trabajando juntos

En el transcurso de los trabajos estuvo muy presente la convocatoria del Papa Francisco para un rostro sinodal de la Iglesia en sintonía con el próximo sínodo de los obispos que desafía también a todos los que trabajan en la comunicación social.

El ambiente cordial en el que se ha vivido este encuentro, se traduce en la voluntad de seguir trabajando con esta cercanía en el futuro, teniendo como horizonte la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Lisboa, el próximo 2023.




Religión