La historia de Juan Sánchez, un sacerdote abulense en proceso de beatificación

El Santo Padre ha autorizado la "ascensión a los altares" del fundador del Instituto Secular de las Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote

Tiempo de lectura: 1’

El Papa Francisco ha autorizado la promulgación del decreto que reconoce las “virtudes heroicas”, primer paso hacia la santidad, del sacerdote operario diocesano español Juan Sánchez Hernández, fundador del Instituto Secular de las Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote, y nacido en esta diócesis de Ávila.

La Oficina de Prensa del Vaticano explicó en un comunicado que la autorización del Santo Padre se ha producido tras la audiencia mantenida con el prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, el cardenal Marcello Semeraro.



La historia de Juan Sánchez

Sánchez Hernández nació en Villanueva del Campillo (Ávila) el 9 de noviembre de 1902 y falleció el 18 de julio de 1975 en Madrid. El 6 de junio de 1925 recibió el diaconado y el 26 de julio de 1925 (año santo) fue ordenado sacerdote. Celebró su primera misa en el Monasterio de clarisas de Santa Isabel de Salamanca, donde siendo seminarista había servido como acólito y con el que siempre mantuvo una entrañable relación. En la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos realizó su consagración indefinida el 16 de julio de 1932.

De 1928 a 1935 fue prefecto del seminario de Plasencia (Cáceres) y de 1935 a 1938 rector en este seminario; y entre 1938 y 1943 fue director espiritual del Pontificio Colegio Español de San José en Roma, fundado por el beato Manuel Domingo y Sol en 1892. El Instituto Secular Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote fue fundado por Sánchez Hernández en 1954. Fue erigido Instituto de Derecho Diocesano el 8 de diciembre de 1965 y de Derecho Pontificio el 8 de diciembre de 1985.

Religión