Formar en las profesiones del futuro para luchar contra la temporalidad, objetivo del Campus de Cáritas Madrid

El campus ofrece formación en tres fases para los beneficiarios: "Hay que adaptarse al mercado mundial con ese esfuerzo en las competencias técnicas y de digitalización"

Tiempo de lectura: 2’

Desde el pasado mes de enero, Cáritas Madrid cuenta con su proyecto de formación con el que ayudan a las personas sin recursos a incorporarse al mercado laboral, del que actualmente se benefician 55 desempleados, muchos de ellos jóvenes que abandonaron la escuela.

El campus, ubicada en la calle Cañada del Santísimo en el barrio de Vallecas, no ofrece únicamente talleres orientados a sectores tradicionales asociados a la estacionalidad como el de servicios. Van más allá, tratando de dotar a los beneficiarios de capacidades en el ámbito de la técnica y la digitalización.

La responsable de Empleo de Cáritas Madrid, Begoña Arias, ha remarcado que la meta es la captación de nuevos empleos que, tal vez actualmente, ni siquiera existen, pero serán las que demanden las empresas del futuro, lo que favorecerá un trabajo digno, alejada de la precariedad: “Hay que tender a adaptarse al mercado mundial con ese esfuerzo en las competencias técnicas y digitalización. Abrirnos desde niveles formativos más bajos a profesiones del futuro, a nuevos sectores emergentes que permitirán la estabilidad que buscamos y no depender tanto de sectores tradicionales como el servicios”.

Por su parte el responsable del Campus, Fernando Arias, ha precisado que tratan de adaptar la formación a la demanda de cada uno de los beneficiarios, con un proceso que se desarrolla en tres fases: actividades de ocio y deporte, una formación prelaboral y la última de capacitación laboral.

“Muchas personas acuden a nosotros tras el fracaso en la escuela y piensan que no valen para formarse y estudiar. Esto te pone en guardia contra cualquier tipo de formación y, por eso, pretendemos empezar con actividades que le puedan atraer como el deporte, los juegos, etc.”

A continuación, llega la fase de las actividades prelaborales para despertar los intereses y conocer las aptitudes de aquellos que se marcan un objetivo profesional: “Ofrecemos aquí talleres de pintura creativa, taller de arte digital, taller de robótica y diseño de videojuegos, y este mes pondremos en marcha el universo eléctrico con arreglo de electrodomésticos”, ha precisado Arias.

La digitalización y las y energías verdes son dos de los sectores que se pretenden potenciar, al estar muy demandado por las empresas: “Todo este proceso transversal se acompaña de desarrollo de adquisición de competencias personales como asistencia, compromiso, gestión de conflictos y emociones, la comunicación, etc. que son básicas en el futuro profesional”, ha explicado el responsable del Campus de Cáritas Madrid.

En cuanto al tercer nivel de capacitación profesional, el Campus ofrece cursos de logística, limpieza, control de plagas o atención sociosanitaria para personas dependientes, así como la puesta en marcha de cursos de ciberseguridad, diseño web o electricidad: “Queremos ajustarnos a los perfiles que se buscan para que tengan salida laboral”, subraya Fernando Arias.

Arturo y Paula son dos de los jóvenes beneficiarios del programa. El primero comenzó a trabajar con 16 años en hostelería y mensajería. Luego, cuando accedó al Campus de Cáritas, donde ha continuado su formación en instalación de la fibra óptica: “Ahora estudio y trabajo, me continúo formando".

Por su parte Paula, de nacionalidad colombiana, se encuentra en un curso de contabilidad, donde asegura que se está aprendiendo mucho junto a personas de otros países: “Me siento bendecida”.

Religión