La diócesis de Bilbao llama a un encuentro conjunto respondiendo a la llamada del Sinodo: más de 100 grupos

Han sido alrededor de 3.000 las personas que han participado en esta fase diocesana que pretende mejorar "nuestro modo de ser Iglesia"

Tiempo de lectura: 2’

El obispo de Bilbao, Mons. Segura, ha escrito una carta remitida a los casi 100 grupos que han participado en la consulta convocada por el Papa a la Iglesia Universal. En la diócesis de Bilbao se pretende "mejorar nuestro modo de ser Iglesia, con la intención de fortalecer y renovar nuestra capacidad misionera, de testimonio y de anuncio del Evangelio, en la sociedad de Bizkaia".

Han sido alrededor de 3.000 las personas que han participado en esta fase diocesana. Aunque el número, en sí mismo, "es significativo", Mons. Segura subraya "la calidad" de muchas de las reflexiones que se han recibido. Ahora, es el momento de compartirlas y "enriquecerlas", si fuera necesario.

ctv-png-sinodo

Con este motivo, y antes de enviarlas a la Conferencia Episcopal Española para que, desde allí, lleguen al Vaticano, la diócesis ha convocado a un encuentro conjunto el próximo 22 de enero, en la Universidad de Deusto.

Dada la situación sanitaria actual, el aforo estará restringido, pero con la pretensión de reunir en un mismo lugar a representantes de parroquias o Unidades Pastorales, miembros de grupos y comunidades diversas, así como responsables de instituciones diocesanas, priorizando a los que han participado en las reflexiones previas. La inscripción al encuentro deberá hacerse del 12 al 19 de enero en esta página web.

Se ha acordado que participe una persona por Unidad Pastoral, instituciones o espacios de coordinación diocesanos y los miembros del Consejo de Presbiterio y del Consejo Pastoral Diocesano. Será obligatorio presentar el certificado COVID y acudir con mascarilla homologada.

ctv-w9s-grupos-interculturales-reunin

Un proceso enriquecedor

La coordinadora para el proceso del Sínodo en la Diócesis, Idoia Pérez de Mendiola, pone en valor la posibilidad que ha ofrecido esta fase de consulta en la Iglesia de Bizkaia para que "personas y grupos muy diversos hayan podido juntarse, poner en común y acordar criterios".

Un ejemplo, que recoge la revista diocesana Alkarren Barri, en el primer número del año, es la reunión de los grupos interculturales. Durante los meses de octubre y noviembre, más de 10 grupos, de procedencia y cultura diversa, han participado en la reflexión con el objetivo de "caminar juntos". Hablaron de la necesidad de acogida, respeto e integración de todas las personas diferentes y solicitaron que "las comunidades reconozcan las potencialidades que tienen las personas migrantes y su saber hacer".

Religión