La Delegación de Familia y Vida de Córdoba pone en marcha la peregrinación de las reliquias de Juan Pablo II

Para celebrar el Año de la Familia "Amoris Laetitia", casi 800 familias de 140 parroquias de la diócesis de Córdoba recibirán en sus casas las reliquias

Tiempo de lectura: 1’

El Año especial dedicado a la familia comenzó el pasado 19 de marzo. La iniciativa del Papa Francisco, que lleva el nombre de Año “Familia Amoris Laetitia”, se propone llegar a todas las familias del mundo a través de propuestas espirituales, pastorales y culturales que se podrán llevar a cabo en las parroquias, diócesis, universidades, movimientos eclesiales y asociaciones familiares. El objetivo es ofrecer a la Iglesia oportunidades de reflexión y profundización para vivir concretamente la riqueza de la exhortación apostólica Amoris Laetitia.

En este contexto, la Delegación de Familia y Vida de Córdobaha puesto en marcha la peregrinación de las reliquias de san Juan Pablo II, que están insertas en tres iconos de la Sagrada Familia a modo de relicario, a las familias. Las reliquias van a viajar de familia en familia dándose unas a otras el relevo. Para esta iniciativa, la diócesis de Córdoba ha elegido el lema 'Abrid las puertas a Cristo' para esta iniciativa. Con estas palabras nos invitaba san Juan Pablo II a abrir nuestro corazón al Señor.

Casi 800 familias de toda la diócesis de Córdoba se han inscrito para participar en esta iniciativa y recibirán en sus casas las reliquias de san Juan Pablo II. De momento, ya han podido disfrutar de ellas las primeras familias. La diócesis de Córdoba ha explicado que el tríptico viene acompañado de una carta del cardenal Dziwisz, que fue secretario personal de San Juan Pablo II durante 40 años, y gracias al cual y por mediación del obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, han llegado las reliquias "Ex-Sanguine" a esta diócesis.

El obispo de Córdoba recibió en 2016 una reliquia. Se trataba de una pequeña muestra de la sangre del atentado que sufrió San Juan Pablo II.





Religión