COPE

El aporte valioso del mensaje del Papa Francisco para los periodistas: "Ir, ver y compartir"

El periodista y sacerdote Josetxo Vera ahonda en 'Siempre aprendiendo' sobre el mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Audio

Josetxo Vera
Twitter Josetxo Vera

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 10:28

Todos los años la Iglesia tiene sus celebraciones, sus puntos de encuentro en torno a​ a temas distintos. Un clásico es el tema de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebra desde hace 55 años con motivo del día de la Ascensión. Lo puso por delante el Papa Pablo VI sobre todo a la vista del Concilio y este año se celebrará el 16 de mayo.

Todos los años, en torno a a la fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, el Papa hace público el mensaje para esta Jornada Mundial que lleva por título “Ven y lo verás. Comunicar encontrando a la gente donde y como está”.

El punto de partida es esa frase, “ven y lo verás”. Con este lema el Papa Francisco les dice, a quien se dedica al mundo de la comunicación, que hay que ir y ver. La comunicación, raíz muy humana y esencia de nuestra naturaleza, tiene que fundarse en este ir y ver. No vale hacer una comunicación sin tocar la tierra o sentado en un ordenador desde casa. Si esto es propio de toda comunicación humana y auténtica, también lo es en el mundo de las comunicaciones sociales.

Hay que olvidarse de la frase “como ya es sabido”. Hay que salir de esa cómoda presunción, hay que ir, ver, estar con las personas, escucharlas, recoger el entorno para luego poder contarlo. El Papa cita una frase de un beato español, Manuel Lozano Garrido, periodista que se fue quedando imposibilitado físicamente, ciego, y sin embargo es Beato y se está celebrando el 100 aniversario de su nacimiento.

El Papa Francisco lo cita: “Abre pasmosamente tus ojos a lo que veas y deja que se te llene de sabia y frescura el cuenco de las manos para que los otros puedan tocar el milagro de la vida palpitante cuando te lean”. Y es verdad que leemos textos de periodistas que suenan a Internet o a Wikipedia, y otros textos de periodistas que se nota enseguida que el periodista ha estado allí.

Hay que contar lo que se siente y desgastar “las suelas de los zapatos”. Es una realidad que el Papa Francisco pone por medio y hace referencia a uno de los problemas que tienen la información hoy en día, esos “periódicos fotocopia” donde todos cuentan lo mismo. Se ha perdido un poco el periodismo de salir, investigar, de reportajes a largo plazo, de viajes. Hay que encontrar las personas, buscar las historias, ir a por las cosas. Dice el Papa que “cuando uno se abre al encuentro, los medios tecnológicos son útiles y son valiosos”. Gracias a Internet tenemos una ventana a un mundo al que nunca habríamos llegado.

En otro contexto, el Papa decía que los medios digitales son buenos “para preparar encuentros presenciales”. En el mundo de la comunicación pasa lo mismo. Si Internet te ayuda a conocer realidades ocultas y te lleva a buscarlas para poder contarlas, eso es un servicio que prestas como comunicador. Las herramientas no son en sí mismo malas, pero te pueden convertir en un periodismo de silla y de teclado.

También en este mensaje, el Papa pone de relieve una realidad bonita que se encuentra en el Evangelio. Cuantos detalles pequeños hacen visible que allí hubo un encuentro personal, una narración, un testimonio de un acontecimiento histórico y concreto. Cuando Juan cuenta en su Evangelio el encuentro con Jesús dice: “Sería la hora décima”. Y a la vuelta de unas décadas todavía se acuerda. Seguro que nosotros tenemos esa misma experiencia con algún acontecimiento importante de nuestras vidas.

El Papa nos pide a los periodistas que hagamos ese “ven y verás” comunicando con un conocimiento directo. Francisco, después de recordar el punto de crónica que uno se encuentra en el Evangelio, también hace una acción de gracias a los periodistas y nos pone unas cuantas tareas. La primera acción de gracias es el riesgo que han asumido algunos periodistas para contar cosas que querían que quedaran ocultos: injusticias, abusos, guerras que se están olvidando. Gracias a su valentía nos hacemos conscientes del mundo en el que vivimos, grandezas y miserias. Y pide que ese tipo de periodismo no desaparezca.

Nos pone también el ejemplo de la pandemia para el mundo de la comunicación. En este tema los periodistas tienen una responsabilidad para dar a conocer si las vacunas están llegando a cada población y a los más necesitados, por ejemplo.

El último punto que aborda el Papa son las redes sociales, ventajas e inconvenientes. Francisco cree que “multiplican la capacidad de contar y compartir”. Las redes nos permiten ofrecer información de primera mano, de lo que está pasando aquí y ahora. Es un instrumento formidable en el que todos nosotros nos podemos convertir en testigos por el bien de los demás. Nos dan la capacidad de ser comunicadores y eso tiene ventajas y riesgos. A mucha gente buena le da la oportunidad de hacer el bien y gracias a las redes sociales podemos ser testigos, compartir testimonios y contarlo.

Pero también el Papa ve los inconvenientes: noticias e imágenes fáciles de manipular, fomentan el narcisismo, obligan a un mayor discernimiento tanto cuando se difunde o se recibe el contenido.

Ir, ver y compartir. Conocer de primera mano los testimonios y luego compartirlos. Y el Santo Padre acaba con cuatro recomendaciones: “En la comunicación nada puede substituir el hecho de ver en persona. Algunas cosas se pueden aprender solo con la experiencia. No se comunica de hecho con palabras sino con los ojos, el tono de voz y los gestos". Y el cuarto punto, "seguir a Jesús, ejemplo de comunicación”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar